Novedades sobre la menstruación y la vacuna de la covid 19

Novedades sobre la menstruación y la vacuna de la covid 19

Català | Castellano

¿Qué se ha dicho?

Que la vacuna del covid-19 está relacionada con la ausencia de período y con el aumento del sangrado durante la menopausia

¿Qué sabemos?

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha descartado una relación causal entre la inyección y la ausencia de menstruación y los estudios publicados tampoco demuestran relación causal entre la vacuna y las alteraciones en el sangrado menstrual.

Las alteraciones del ciclo menstrual tras recibir la vacuna contra el COVID-19 han sido algunos de los efectos adversos notificados más compartidos en las redes sociales. Varios estudios han investigado la vinculación entre ambos factores, aunque no se ha demostrado ninguna relación causal entre ellos. Este artículo presenta las conclusiones más significativas a las que ha llegado la ciencia.

Ausencia de período durante más de 90 días

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha descartado una relación causal entre la inyección y la ausencia de menstruación, considerada como un período sin sangrado de 90 días o más. Por otra parte, también el Comité Europeo de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) ha concluido que, hasta ahora, no existe tal relación entre la vacunación contra la cóvid-19 y la ausencia de regla durante más de 90 días . Sin embargo, la entidad indica que seguirá recogiendo los casos registrados.

Hasta la publicación de las conclusiones del PRAC, el comité de farmacovigilancia del EMA dedicado a estudiar los efectos adversos notificados tanto por sanitarios como por pacientes después de recibir la inyección, el pasado 10 de junio, los estudios científicos disponibles se basan exclusivamente en encuestas cumplimentadas por pacientes. Como ya explicamos, los expertos coinciden en los artículos científicos publicados basados en encuestas deben tomarse con prudencia y son insuficientes para establecer conclusiones sólidas.

Aumento del sangrado con menopausia o sometidas a tratamientos hormonales

Una macroencuesta publicada el 15 de julio de 2022 por la revista Science concluye que el 42% de las personas con ciclo menstrual regular sufrieron un aumento del sangrado en su ciclo tras recibir la vacuna contra la COVID-19. El estudio también demuestra que las personas que ya no menstrúan regularmente han sufrido sangrados espontáneos a raíz del pinchazo. Un 66% de las personas postmenopáusicas mayores de 55 años, que no habían sangrado durante el último año, experimentaron sangrados después de la vacunación.

Más de 39.000 personas participaron en esta encuesta, la mayor hasta el momento, y que ha analizado durante tres meses el ciclo de personas tanto con un sangrado menstrual como intermenstrual, es decir, aquéllas que ya no menstruan habitualmente. Premenopáusicas, personas que habían sido embarazadas y las que padecen enfermedades como la endometriosis o el síndrome del ovario poliquístico fueron de las más afectadas por este aumento de sangrado. También vivieron esta situación personas sometidas a tratamientos hormonales (65,7%) y anticonceptivos reversibles de acción prolongada (70,5%).

El estudio, aunque exhaustivo, no demuestra relación causal alguna entre la vacuna y las alteraciones en el sangrado menstrual y, por tanto, no permite extrapolar los resultados a la población en general. “No podemos estimar la prevalencia o la incidencia según nuestro enfoque metodológico de este fenómeno emergente, y las asociaciones aquí reportadas no pueden establecer la causalidad”, específica el artículo, que remarca que “los cambios en el sangrado menstrual de esta naturaleza generalmente no son indicativos de cambios en la fertilidad”. "En general, los cambios en el sangrado menstrual no son infrecuentes o peligrosos, pero prestar atención a estas experiencias es necesario para generar confianza en la medicina", explica el artículo, liderado por las antropólogas Katharine Lee y Kathryn Clancy.

“Esta investigación aporta luz a un fenómeno inicialmente denostado por la sociedad y su evidencia científica se verá enriquecida en los próximos meses con la publicación de otros estudios similares”, declaran en Science Media Centre España la catedrática en Fisiología de la Universidad de Extremadura (UEx) Ana Beatriz Rodríguez Moratinos y la investigadora del propio centro Cristina Carrasco.


Este artículo es parte de Las Mentiras Amenazan la Salud, la sección de salud de Verificat.

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona