Metodologia

¿Cómo funciona Verificat?

Analizamos el discurso político y el ruido que circula por las redes sociales (textos, audios, vídeos o memes) que tengan interés público, que puedan ser verificables y que se hayan viralizado.

No verificamos:

  • Promesas de campaña

  • Opiniones

  • Comentarios en conversaciones privadas

¿Cómo verificamos el discurso?
  1. Seleccionamos una declaración y evaluamos su relevancia.
  2. Identificamos su origen.
  3. Preguntamos a la fuente original por las bases y/o fuentes de la afirmación, en caso de que no quede claro en la declaración.
  4. Consultamos fuentes y bases de datos oficiales.
  5. Buscamos fuentes alternativas, pero relevantes: académicas, técnicas y especializadas.
  6. Contextualizamos la información.
  7. Calificamos según las siguientes etiquetas:
 

    Verdadero:
    Se reafirma tras consultar las distintas fuentes.

    Engañoso:
    Contiene alguna información verídica pero esconde hechos relevantes. Es una verdad a medias, insuficiente o manipulada para generar confusión.

    Falso:
    Las fuentes oficiales y las investigaciones no respaldan la afirmación.

    No comprobable:
    Los datos oficiales disponibles o las investigaciones realizadas no son suficientes para probar si es verdadero o falso.

El procedimiento realizado por uno de los verificadores es evaluado por el conjunto del equipo de fact-checking y tendrá que contar con la aprobación de al menos tres miembros del equipo antes de ser publicado.

Ruido

 

Así llamamos a la desinformación viral

El procedimiento de verificación es muy similar, pero el ruido tiene sus particularidades.

  1. Identificamos la desinformación viral y guardamos una captura de pantalla.
  2. Si se trata de un video o una imagen, buscamos los originales para detectar si han sido manipulados.
  3. En caso necesario, localizamos al protagonista de la información y preguntamos si es verídica.
  4. Si es necesario, buscamos otras fuentes alternativas. En caso de imágenes, por ejemplo, testigos que puedan acreditar su validez.
  5. Contrastamos la información con datos, hechos y otras fuentes relevantes.
  6. Etiquetamos la información según sea verdadera, engañosa, falsa o no comprobable
 
Transparencia

En Verificat nos comprometemos a no utilizar fuentes anónimas. Si cuando verificamos una desinformación la fuente consultada pide no ser identificada, tendremos que buscar otras vías para finalizar el proceso, y si no encontramos más opciones, nos abstendremos de verificarla. El proceso para llegar a la verificación final se expondrá públicamente para garantizar su transparencia y fiabilidad.

Neutralidad

En Verificat estamos comprometidos con la neutralidad de toda la información que publicamos. Por esto, uno de los requisitos para entrar a formar parte de nuestro equipo es no estar vinculados ni afiliados a ningún partido político. Creemos que como parte de la ciudadanía, todo el mundo tiene derecho a formar parte de la esfera política como espacio compartido de la democracia, pero ningún miembro del equipo, especialmente el de redacción, tiene una postura política pública. Si alguien expresa alguna opinión, siempre serà a título personal y nunca en nombre de Verificat.

Rectificaciones

Esperemos que no pase nunca, pero si detectamos cualquier error en nuestras verificaciones, rectificaremos lo más rápido posible. Nuestro compromiso es ser transparentes en todas las rectificaciones.

Y si vosotros detectáis errores, podéis poneros en contacto con nosotros a través del mail [email protected], o a través de nuestras redes Facebook, Twitter, Instagram.

Nos comprometemos a alertar y rectificar cuando sea necesario.

Consulta aquí nuestra política de correcciones y todas nuestras rectificaciones.