Los trenes de Mataró y Manresa a Barcelona van más rápido ahora que en el siglo XIX, a diferencia de lo que afirma una campaña viral

Los trenes de Mataró y Manresa a Barcelona van más rápido ahora que en el siglo XIX, a diferencia de lo que afirma una campaña viral

Català | Castellano

¿Qué se ha dicho?

Como parte de su campaña, Batec ha compartido un hilo de Twitter en el que afirma que el tren entre Barcelona y Mataró “iba más rápido en 1849 que ahora” y que el tren de Manresa a Barcelona “tarda lo mismo que hace 150 años”.

¿Qué sabemos?

Los horarios del siglo XIX muestran que el tren Barcelona-Mataró tardaba una hora con cinco paradas, mientras que ahora completa el trayecto con 40 minutos y parando nueve veces. Por otro lado, el tren entre Barcelona y Manresa tarda actualmente 80 minutos, pero en el siglo XIX no bajó de una hora y 42 minutos. En la década de 1950, el tren tardaba dos horas.

En los últimos días, ha emergido en Cataluña un movimiento ciudadano llamado Batec que hace un llamamiento a la huelga de pagos de los billetes de Rodalies de Renfe con el lema “Hasta que Madrid no pague, no pagamos”. Como parte de la campaña, ha compartido un hilo de Twitter con diferentes imágenes para hablar de los “despropósitos” del sistema ferroviario en Cataluña, y en dos de ellas compara los actuales tiempos de viaje en tren con la duración que tenían en el siglo XIX.

El tren entre Barcelona y Mataró tarda 20 minutos menos en la actualidad

La línea de ferrocarril entre Barcelona y Mataró se inauguró en octubre de 1848 y fue la primera de la Península Ibérica. Batec afirma en Twitter que este tren “iba más rápido en 1849 que ahora”.

Es FALSO. Los horarios de la época muestran que el tren tardaba una hora entre Barcelona y Mataró con cinco paradas entre ambas ciudades. Ahora, completa el trayecto con 40 minutos y parando nueve veces.

“El tren Mataró-BCN iba más rápido en 1849 que ahora”

Los primeros horarios del tren Barcelona-Mataró entraron en vigor el 29 de octubre de 1848, el día después de la inauguración de la línea, y mostraban que el trayecto entre ambas poblaciones costeras se hacía en una hora. El tren más madrugador, por ejemplo, salía a las siete de la mañana de Barcelona y llegaba a Mataró a las ocho. Paraba en Badalona, Montgat, Masnou, Premià y Vilassar.

En la actualidad, la R1 de Rodalies tarda entre 39 y 40 minutos en unir la estación de Arc de Triomf de Barcelona (la más próxima a la antigua Barcelona-Término, de donde partían los trenes en 1848) y Mataró. Así pues, ahora tarda veinte minutos menos y tiene nueve paradas intermedias, casi el doble.

La fotografía de los horarios originales se puede encontrar en l’Associació per a la Promoció del Transport Públic y en un artículo de Ricard Riol Jurado, técnico de operaciones en Renfe. También nos la han facilitado Pere Macias, doctor en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Catalunya y coordinador del Plan de Rodalies, Joan Carles Salmeron, director de Terminus Centre d'Estudis del Transport (un centro de investigación histórica que lleva más de 40 años trabajando en publicaciones y estudios sobre la historia de la movilidad), y la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, procedente de El ferrocarril de Mataró: un escenario experimental, de Carlos Guasch (en la página 104).

En la misma línea, el profesor de Análisis Geográfica Regional en la Universitat de Barcelona, Jaume Font, cuenta en su libro La transformació de les xarxes de transport a Catalunya que, durante sus primeros años de funcionamiento, el ferrocarril de Barcelona a Mataró “cubría un trayecto de 28,3 km de longitud en una hora, por término medio” (en la página 218).

Menos trenes y más lentos en el siglo XIX

También hay que tener en cuenta que entre 1848 y 1858 la línea de Mataró tenía seis trenes de ida y seis de vuelta, como señala Alfonso Herranz-Loncán, catedrático de Historia Económica en la Universidad de Barcelona, a partir de El ferrocarril a Catalunya (1848-1935): una història de la seva explotació, de Pere Pascual (en la página 60). También lo explica El ferrocarril de Mataró: un escenario experimental, que añade que en invierno había solo cuatro trenes por sentido (página 21). Esto contrasta con la actualidad: el viernes 13 de mayo de 2022 hubo 95 trenes entre Barcelona y Mataró.

Además, en los primeros años de funcionamiento de la línea, los retrasos también eran frecuentes, ya que a la mala calidad de la infraestructura “se sumaba el hecho de que circulaban simultáneamente pasajeros y mercancías por la misma línea durante el día (los trenes de mercancías son mucho más lentos y la carga de mercancías en cada estación requiere mucho más tiempo que la de viajeros)”, apunta Herranz-Loncán. 

Sobre la velocidad de los trenes, Joan Carles Salmeron señala que las líneas de Rodalies, igual que las de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), “tienen ahora más paradas que antes porque han crecido las ciudades”. Y, en comparación, los trenes van ahora “mucho más rápido que antes”: para hacer una aproximación, en el siglo XIX, los trenes de Cercanías iban a unos 50 km/h, a inicios del siglo XX, a 80 o 90 km/h y en el siglo XXI ya van a 120 y 140 km/h.

Si acudimos al Cercle Històric Miquel Biada (una asociación cultural especializada en los inicios del ferrocarril y cuyo nombre homenajea a Miquel Badia, el empresario que impulsó el primer ferrocarril), vemos que explica que el día de la inauguración del tren Barcelona-Mataró, el 28 de octubre de 1848, el viaje de vuelta se hizo “en 35 minutos”. Sin embargo, estos 35 minutos fueron aquel día en concreto y no en los viajes regulares a partir del día siguiente, como se menciona anteriormente. Para Salmeron, “un viaje especial no es comparable con un servicio regular”.

En 1971 tardaba 40 minutos, pero con un recorrido más directo

Como respuesta a los usuarios que cuestionaban el tuit de Batec, un usuario ha difundido una imagen con los supuestos horarios del tren entre Massanet-Massanes y Barcelona de 1971. El trayecto entre Mataró y Barcelona-Término duraba 40 minutos. El tuit, que también aseguraba que ahora se tardan 59 minutos entre Barcelona y Mataró, fue retuiteado por el perfil de Batec. Sin embargo, el recorrido de las vías en aquella época era diferente al actual y el tiempo equivalente es de 40 minutos.

“Horarios de 1971. Mataró - Barcelona: 40 minutos. Mataró - Barcelona hoy: 59 minutos”

Como se ve en la imagen compartida en Twitter, el tren pasaba por el Poble Nou y acababa en la estación Barcelona-Término. Joan Carles Salmeron recuerda que, en aquel momento, el recorrido iba por el Poble Nou mientras que ahora rodea Sant Martí por la Sagrera, cosa que “añade bastantes kilómetros”. “Era una línea más recta y al llegar a Sant Adrià, tenía línea directa” hasta la actual Estación de Francia. Ahora bien, “esto no es comparable” con dar toda la vuelta para llegar al Clot.

La estación Barcelona-Término es la actual Estación de Francia, que cambió de nombre en 1988. Del recorrido actual de los trenes de Rodalies, la más cercana es la de Arc de Triomf. En este caso, y como señalamos antes, el trayecto entre Arc de Triomf y Mataró es de entre 39 y 40 minutos, como se puede comprobar en los horarios de la R1. Desde el inicio de la línea, que parte de Hospitalet de Llobregat, se tarda entre 53 y 57 minutos.

El tren Barcelona-Manresa también es más rápido ahora que hace 150 años

En su hilo de Twitter, Batec también afirma que el tren de Manresa a Barcelona “tarda lo mismo que hace 150 años” y señala que tuvieron que “comprobar el dato porque parece surrealista”.

Es falso. El tren entre Barcelona y Manresa tarda actualmente 80 minutos, mientras que en el siglo XIX no bajó de una hora y 42 minutos, según explica a Verificat Joan Carles Salmeron. En la década de 1950, el tren tardaba dos horas. El primer viaje que se hizo, en 1859, sí duró 80 minutos (el mismo tiempo que ahora), pero fue un servicio especial con dos paradas.

“No es coña. De Manresa a Barcelona el tren tarda lo mismo que hace 150 años, tuvimos que comprobar el dato porque parece surrealista”

Actualmente, según los horarios de la R4 de Rodalies, el viaje entre la Plaça Catalunya y Manresa tiene una duración de entre una hora y 18 minutos y una hora y 22 minutos,en función del tren que se coja.

Joan Carles Salmeron responde a Verificat que hace 150 años (y en todo los siguientes 100 años) en este trayecto “no se bajó de 1 hora y 42 minutos”. Este tiempo es el que tardaba de Barcelona a Manresa el tren expreso dirección Madrid o Bilbao con dos únicas paradas en Terrassa y Sabadell. Por otro lado, “un tren equivalente a los actuales tardaba 2 horas y 22 minutos”, señala Salmeron.

De los documentos de la época, tenemos dos archivos. Por un lado, los horarios del ferrocarril de Zaragoza a Barcelona que están fechados de la época de la inauguración de la línea Barcelona-Manresa. Tardaba dos horas en unir Barcelona y Manresa. La foto está en el Bar Pepito de Londres y también nos la ha facilitado Joan Carles Salmeron. Nos hemos puesto en contacto con el bar para saber de donde procede, pero de momento no hemos obtenido respuesta. Lo que sí apunta Salmeron es que las cifras de horarios y tiempo de viaje de la imagen coinciden con las que tiene Terminus Centre d'Estudis del Transport “de documentación oficial de los años siguientes”.

Salmeron también nos ha enviado los horarios de la misma línea que entraron en vigor el 17 de mayo de 1952, “ya con toda la línea electrificada”. Se ve “como tampoco bajaba de dos horas”. Esta fotografía procede de la guía horaria de aquella época que conserva Terminus. Las guías de los años anteriores también muestran que el trayecto era de dos horas.

Horarios del tren Barcelona-Manresa en 1952.

80 minutos el día de la inauguración

Como veíamos antes con el caso de Mataró, la hemeroteca muestra que el primer viaje de tren entre Barcelona y Manresa tardó 80 minutos, lo mismo que ahora. “Después de haberse detenido algún tiempo en Terrassa, llegó a Manresa a las once menos cuarto, empleando en el viaje un total de 70 a 80 minutos”, se puede leer en el Diario de Barcelona del 4 de julio de 1859. En la época contemporánea, El Periódico y el 324.cat también han hecho mención a los 80 minutos de trayecto de aquella primera ruta.

Sin embargo, hay que tener presente que aquel día tardó 80 minutos con una sola parada y ahora tarda 80 minutos y hace veinte paradas intermedias. “Los trenes inaugurales no son representativos porque realizan un servicio especial y van a velocidad lanzada”, concluye Salmeron.

Hemos consultado al Museu del Ferrocarril de Vilanova i la Geltrú i al Arxiu Nacional de Catalunya, pero en ninguno de los dos casos tenían información sobre los horarios de los trenes del siglo XIX.

También hemos intentado ponernos en contacto con Batec para preguntarles en qué se basan para afirmar que el tren Mataró-Barcelona “iba más rápido en 1849 que ahora” y que “de Manresa a Barcelona el tren tarda lo mismo que hace 150 años”, pero en el momento de publicar este artículo no hemos obtenido respuesta.

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona

Verificat & Newtral

Este artículo es fruto de la colaboración entre
Verificat y Newtral
Léelo en la web de Newtral