Lo que se sabe acerca de la mayoría de muertos vacunados en Escocia

Lo que se sabe acerca de la mayoría de muertos vacunados en Escocia

Català | Castellano

Un artículo asegura que las muertes por covid-19 “están aumentando” en Reino Unido, y que “la gran mayoría de las personas que supuestamente murieron de covid-19 habían sido vacunadas”. Es ENGAÑOSO. Aunque los datos oficiales muestran que la mayoría de las defunciones registradas son de personas vacunadas, esto no tiene que ver con una supuesta ineficacia de la vacuna, sino con que Escocia ha vacunado con pauta completa al 65.5% de la población, por lo que cabe esperar que cada vez más fallecidos sean vacunados (porque no habrá apenas gente que no lo esté). Esto pasa porque la eficacia de la vacuna frente a los cuadros más graves de la enfermedad y la muerte nunca es del 100%. No es la primera vez que Verificat desmonta las publicaciones de esta página web.

"Las presuntas muertes por Covid-19 están aumentando nuevamente en el Reino Unido, con Inglaterra y Escocia experimentando aumentos significativos desde finales de junio, y podemos revelar exclusivamente que la gran mayoría de las personas que supuestamente murieron de Covid-19 habían sido vacunadas"

Para demostrar que la mayoría de fallecidos por covid-19 están vacunados, el autor del artículo destaca una serie de cifras que aparecen publicadas previamente en el Servicio de Salud Pública Escocés (tabla 17), y de las que se extrae que, desde la semana del 8 al 15 de julio, ha habido un incremento de 5 fallecidos no vacunados (de 2.962 a 2.967), de 5 también en vacunados con una dosis (de 257 a 262) y de 28 en vacunados con pauta completa (de 64 a 92). 

Según los autores del estudio, estos números indican que “la gente que ha sido vacunada contra la covid-19 acumula el 84% de las muertes en la tercera ola de muertes en Escocia [...], mientras que los no vacunados suponen solo el 13% de las muertes”, indican en el artículo. 

De por sí, estos datos son correctos, pero las conclusiones que se extraen en el artículo (las vacunas no funcionan porque ya hay más casos de fallecidos vacunados que no vacunados) no lo son. Como indica a Verificat Adelaida Sarukhan, inmunóloga y redactora científica del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona, el texto hace referencia a porcentajes (de una semana muy concreta, además), cuando en lo que hay que fijarse, insiste, es en los valores absolutos: “El número de fallecidos en personas no vacunadas (varios miles de muertes) versus el número de fallecidos en personas completamente vacunadas (menos de 100)”. Y añade: “El título del artículo es totalmente engañoso”.

En otras palabras, lo que Sarukhan quiere decir es que sí, hay más porcentaje de vacunados entre las cifras de fallecidos, pero el número de defunciones ha bajado a mínimos, tal y como indican en el último informe, publicado el 25 de agosto de 2021: “Desde el 29 de diciembre de 2020 hasta el 18 de agosto de 2021, 236 personas dieron positivo por SARS-CoV-2 [...] y posteriormente murieron con COVID-19 registrado como primario o contribuyente a la causa de muerte. Esto equivale al 0,007% de los que han recibido dos dosis de vacunas COVID-19, y es una tasa de muerte COVID-19 significativamente más baja que el período pandémico previo a la vacunación”. Recordemos que antes de la vacunación, según datos de la Universidad John Hopkins, la tasa de mortalidad podría oscilar entre un 0,1% y un 10%, en función del caso de cada país

Las vacunas no son infalibles, pero funcionan

Los viales reducen la probabilidad de ingreso hospitalario y muerte por covid-19, pero no son infalibles. Este dato es conocido desde el mismo momento en que se publicaron los primeros resultados sobre la efectividad de las inyecciones en la población. Esto significa que las vacunas no evitan al 100% de los casos fallecer por una infección (ninguna en el mundo lo hace), lo que sí reducen drásticamente es la probabilidad de que ocurra. De hecho, según los datos oficiales de Reino Unido, la campaña de vacunación a 12 de agosto de 2021, habría evitado en Inglaterra de forma directa e indirecta, hasta 23,8 millones de infecciones y entre 81.300 y 87.800 fallecimientos por covid-19.

Esto es importante para comprender por qué el porcentaje de fallecidos vacunados es cada vez mayor: “Hay que tener en cuenta la probabilidad de fallecimiento en personas vacunadas, que aumenta respecto a la población total a medida que avanza la campaña de vacunación en el país”, razona Sarukhan. “Por simple probabilidad, cuantas más personas vacunadas haya en una población, más se espera que la mayoría de infecciones y muertes ocurran en el grupo de personas vacunadas, comparado con las no vacunadas”, concluye.

En un país como Reino Unido, que ha alcanzado uno de los mayores porcentajes hasta la fecha de población vacunada con pauta completa en el mundo, cada vez nos encontramos con menos porcentaje de gente no vacunada. Eso significa que, irremediablemente, el número de fallecidos por vacuna será mayor: no porque la vacuna sea ineficaz, sino porque la inmensa mayoría de la población está inmunizada.