Los vacunados no tienen “un 885% más probabilidad de morir” por la variante delta que los no vacunados

Los vacunados no tienen “un 885% más probabilidad de morir” por la variante delta que los no vacunados

Català | Castellano

Está circulando por WhatsApp un artículo que afirma que “la gente que ha recibido dos dosis de una vacuna contra la covid-19 tiene una probabilidad de 885,7% mayor de morir debido a la variante delta que la gente no vacunada”. Es un dato ENGAÑOSO. Primero, sería en realidad del 862,5%, pero en cualquier caso el texto no está teniendo en cuenta cuál es la probabilidad de morir en grupos de edad vacunados, los cuales son también los grupos de edad más avanzada, en comparación con los que no, que es en su inmensa mayoría gente joven. 

“Estos datos, publicados por el Servicio de Salud Pública de Inglaterra, nos muestra que la gente que ha recibido dos dosis de una vacuna contra la covid-19 tiene una probabilidad de 885,7% mayor de morir debido a la variante Delta que la gente no vacunada”

En el enlace que nos habéis hecho llegar se destacan una serie de cifras que aparecen publicadas previamente en el Servicio de Salud Pública inglés (tabla 4), y de las que se extrae que, de los 53.822 casos confirmados de infección por covid con la variante delta (más contagiosa que las demás, pero no necesariamente más mortal) en no vacunados, 44 fallecieron. “Esto representa el 0,07% de los casos confirmados en las personas que no están vacunadas”, señala el documento. En realidad, sería un 0,08%, si se lleva a cabo la operación matemática correctamente. 

Inmediatamente después hace la misma relación, pero con gente vacunada con pauta completa: “De los 7.235 casos confirmados de infección por la variante delta de la covid-19, [...] 50 han muerto. Esto representa un 0,69% de casos confirmados en gente que ha sido vacunada por completo”. Así, concluye que “la gente que ha recibido dos dosis de una vacuna contra la covid-19 tiene 885,7% más probabilidad de morir debido a la variante delta que aquellos no vacunados”. Esta aseveración es imprecisa y engañosa: al dividir 0,69 por 0,08 y multiplicar por 100, y el resultado es 862,5%. 

Los fallecidos superaban los 50 años

Aunque la relación es cierta si se comparan ambos porcentajes, ignora elementos tan determinantes como la edad de los vacunados: “Efectivamente, el porcentaje de muertes por la variante delta entre las personas vacunadas es mayor que el porcentaje de muertes en personas no vacunadas”, indica a Verificat Adelaida Sarukhan, inmunóloga y redactora científica del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona. 

Sin embargo, la inmunóloga recuerda que “se dio prioridad en la vacunación a las personas más frágiles de salud (personas mayores y con comorbilidades)”. Por lo tanto, sigue, “las personas completamente vacunadas en el Reino Unido incluyen a aquellas poblaciones más vulnerables”. La experta recuerda también que las 50 muertes en personas vacunadas ocurrieron en personas mayores de 50 años.

A fecha de 7 de julio de 2021 está vacunada con pauta completa el 50% de la población de Reino Unido. Eso significa que aún queda la otra mitad de la población sin vacunar, aproximadamente la mitad más joven, que a su vez es también la que tiene un riesgo menor de fallecer por covid o alguna de sus variantes. 

Otro aspecto que hay que tener claro, concluye la inmunóloga, es que “por simple probabilidad, cuantas más personas vacunadas haya en una población, más se espera que la mayoría de infecciones y muertes ocurran en el grupo de personas vacunadas, comparado con las no vacunadas”, porque ninguna vacuna es eficaz al 100%.

Los viales funcionan contra la variante delta

Del documento británico también se pueden extraer conclusiones como que las vacunas también son eficientes sobre la variante detectada por primera vez en India: “Si uno se fija en las otras cifras de la tabla —infecciones, hospitalizaciones o cuidados intensivos—, es obvio que las vacunas están funcionando muy bien contra la variante delta”, analiza la inmunóloga. 

Por ejemplo, en Reino Unido casi 9 (88%) de cada 10 infecciones ocurrieron en personas no vacunadas, y “solo el 5% de personas vacunadas acabó en cuidados intensivos (contra el 23% en personas no vacunadas)”, concluye.