La inmunidad natural frente a la covid-19 no es “mil millones de veces más efectiva” que la adquirida tras la vacuna

La inmunidad natural frente a la covid-19 no es “mil millones de veces más efectiva” que la adquirida tras la vacuna

Català | Castellano

Está circulando por internet un vídeo en el que Vladimir Zelenko, un hombre a quien Verificat ya ha desmentido en otras ocasiones, ha asegurado ante la corte rabínica de Jerusalén que “la inmunidad naturalmente inducida de alguien que ha tenido covid es mil millones de veces más efectiva” que la obtenida por la vacuna. Es FALSO. A pesar de que hay evidencia que indica que la inmunidad adquirida a través de una infección natural podría durar toda la vida, los estudios muestran que también es más heterogénea que la inducida por la vacuna, es decir, que no todo el mundo genera inmunidad tras infectarse con covid-19, algo que sí es más probable con la vacuna. 

“La inmunidad naturalmente inducida de alguien que ha tenido covid y ha desarrollado anticuerpos es mil millones de veces más efectiva que la inmunidad artificialmente inducida por la vacuna”

La discusión sobre si la inmunidad generada de forma natural es mejor o peor que la obtenida a través de la vacuna lleva sobre la mesa desde que comenzaran a administrarse las primeras dosis, a comienzos de este año. Este debate se centra en esclarecer qué protege más a las personas de una infección por covid, si la inmunidad que se genera tras infectarte por el SARS-CoV-2, o la que se adquiere tras la inoculación de una de las distintas vacunas aprobadas, que enseñan a identificar la proteína Spike, presente en la superficie del virus, cuando tenga lugar una infección posterior.

Aunque el dato de “mil millones” fuera una exageración retórica, Zelenko afirma que la inmunidad natural no tiene rival con las vacunas, pero hay que analizar qué entiende él por “más efectiva”, algo que no indica. Si se refiere al número de anticuerpos que genera el organismo, la evidencia científica disponible indica que la infección natural la respuesta es muy variable (algunas personas no generan niveles elevados de anticuerpos, mientras que otras, sí). La inmunidad derivada de la vacuna, aunque solo es capaz de detectar un tipo de antígeno del SARS-CoV-2, es mucho más homogénea. 

Además, la inmunidad (debido a la vacuna) también es altamente efectiva en proteger contra la enfermedad grave y la muerte, con porcentajes de eficacia que rondaban el 90% en los ensayos clínicos llevados por las diferentes farmacéuticas productoras de estas vacunas. 

Un ‘pre-print’ a considerar con precaución

Un reciente pre-print (estudio que aún no ha sido revisado por pares) israelí sugiere que la infección natural puede ser más duradera que la inmunidad por la vacuna, lo que no significa que sea mejor esperar a infectarse que vacunarse. Sin embargo, tal y como indica Adelaida Sarukhan, inmunóloga y redactora científica del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona a Verificat, esos resultados deben ser interpretados con mucha precaución, no solo porque se trata de un estudio aún no revisado por pares, sino porque, aunque fuera cierto, “hay que recordar que el riesgo de acabar en el hospital o morir por covid-19 es elevado, sobre todo en personas mayores o con enfermedades crónicas”. 

Por lo tanto, no es buena idea esperar a infectarse en vez de vacunarse, algo en lo que también insisten los propios autores de la investigación.

¿Quién es el autor del mensaje?

Vladimir Zelenko es un médico judío cuya consulta se ubica en Manhattan. Se hizo famoso dentro del movimiento antivacunas y negacionista de la pandemia en marzo de 2020 por haber promovido la ingesta de un cóctel de medicinas que bautizó como ‘protocolo Zelenko’, que contenía hidroxicloroquina, azitromicina y sulfato de zinc. El combinado llamó la atención de los defensores de Donald Trump, entonces presidente de Estados Unidos, ya que este admitió “confiar” en este medicamento como tratamiento anti covid. 

Gracias a la fama que adquirió, su producto se vendió por miles y él saltó al estrellato, según explicaba un artículo de The New York Times. Tal y como indicamos en Verificat, el cóctel que promovía el doctor Zelenko no ha resultado ser efectivo para tratar la covid-19, y las vacunas, que el año pasado todavía se estaban investigando, hoy son parte de la razón por la que los fallecidos por covid-19 están reduciéndose drásticamente.

No es la primera vez que Verificat desmonta los argumentos de Zelenko. En otra ocasión, el doctor aseguró que “por cada millón de niños”, más de 100 morirán a causa de la vacuna. Era una aseveración falsa: no hay suficiente evidencia científica para asegurar que el virus de la influenza sea más peligroso para los menores de edad que el SARS-CoV-2, y no hay ninguna prueba que respalde tal cosa.