El grafeno no provoca la enfermedad de la covid-19

El grafeno no provoca la enfermedad de la covid-19

Català | Castellano

Nos habéis hecho llegar un vídeo a través de WhatsApp en el que un hombre que se identifica a sí mismo como Ricardo Delgado y que dice ser bioestadístico asegura que el SARS-CoV-2 es, en realidad, óxido de grafeno y que este material es el responsable de provocar la covid-19 y que, por esta razón, nunca hubo “un aislamiento real” del virus. Es FALSO. El grafeno no provoca la enfermedad de la covid-19: las autopsias realizadas a pacientes fallecidos por covid-19 han revelado la presencia del virus en los órganos y sistemas del cuerpo afectados, y el SARS-CoV-2 ha sido aislado y secuenciado en diversos países.

“El óxido de grafeno es el supuesto SARS-CoV-2, el supuesto nuevo coronavirus, provocante de la enfermedad llamada covid-19. Por ello nunca tuvimos un aislamiento real y purificación de un nuevo coronavirus como reconocen la mayoría de instituciones sanitarias de distintos países cuando fueron consultadas al respecto.”

El aislamiento de un virus es el proceso por el cual se consigue reproducirlo en grandes cantidades en un laboratorio para poder estudiar su estructura, sus debilidades y fortalezas. Es decir, es un proceso que permite conocer al virus en cuestión. Hay múltiples estudios que detallan el procedimiento seguido para aislar al SARS-CoV-2, tanto en Estados Unidos, como en Italia o Corea, entre otros.

Otra vía para conocer las características de un virus es secuenciar su genoma. Es decir, identificar todas y cada una de las letras que componen su ARN, para controlar posibles cambios o mutaciones. China fue el primer país en secuenciar el genoma completo del virus, mientras que el Instituto de Salud Carlos III lo hizo por primera vez en España en marzo de 2020.

La secuenciación genética es también la herramienta que ha permitido identificar las diferentes variantes del SARS-CoV-2 que circulan en la actualidad. De hecho, los países de la Unión Europea, entre ellos España, han desarrollado protocolos para secuenciar una parte representativa de los tests positivos que realicen, para “determinar la incidencia de las variantes de interés” en cada país.

Las autopsias muestran presencia del SARS-CoV-2

A lo largo del vídeo, el hombre asegura que algunos de los síntomas asociados a la covid-19 (como la pérdida del gusto y del olfato), así como las patologías que sufren las personas con los cuadros más graves de la enfermedad (pulmonías bilaterales, trombosis, o coagulación de la sangre) son, en realidad, generados por el óxido de grafeno, y que este material es el que está detrás de la covid-19, no el SARS-CoV-2. Resumiendo mucho, el óxido de grafeno es la forma oxidada de grafeno, un material a base de átomos de carbono entre cuyas propiedades destaca su capacidad de conducir calor y electricidad.

Desde que comenzó la pandemia se han realizado múltiples autopsias a pacientes fallecidos como consecuencia de la covid-19, cuyos resultados han sido publicados en artículos científicos. En ellos no se menciona la presencia de grafeno en el cuerpo de las personas afectadas, sino que se indica que el causante de las diferentes afecciones que muestran los cadáveres es el SARS-CoV-2, tal como se puede leer en una revisión de 28 artículos científicos relacionados con autopsias en pacientes fallecidos con covid-19 realizada en octubre de 2020. En muchos de estos estudios se han buscado -y encontrado- restos del virus en distintos órganos.

Valga como ejemplo el estudio publicado en septiembre de 2020 en The Journal of Infectious Diseases, donde se describen los descubrimientos en autopsias realizadas a 22 pacientes italianos, y en el que se informa de que “se ha detectado SARS-CoV-2 en un abanico de muestras clínicas [...] que indica una diseminación amplia” del virus por el cuerpo de los pacientes. Otro estudio publicado en la revista eLife sobre la autopsia de 11 pacientes fallecidos por covid-19 ha revelado una alta carga viral en los pulmones y copias del ARN del virus en múltiples órganos del cuerpo.

Desinformaciones recurrentes


El vídeo expone otras desinformaciones recurrentes, como que las vacunas contra la covid-19 contienen grafeno, o que éstas tienen la propiedad de magnetizar el brazo de la persona que se ha puesto la inyección. Ambas han sido ya desmentidas por Verificat.