El color verde de los mapas del tiempo no indica que las temperaturas sean “positivas” para la época

El color verde de los mapas del tiempo no indica que las temperaturas sean “positivas” para la época

Català | Castellano

¿Qué se ha dicho?

Que un mapa que predice la evolución de la ola de calor para el próximo miércoles 15 de junio considera “positivas” temperaturas entre 0 y 8 ºC en junio.

¿Qué sabemos?

Que, efectivamente, las temperaturas que marca el mapa corresponden a las predicciones para el 15 de junio, pero la interpretación que se hace del color con el que se marcan es errónea. Se trata de un código que no marca qué es “positivo” o “negativo” para la época, como sugiere la autora, ni varía con las estaciones o con la ubicación geográfica. Los colores marcan simplemente un rango de temperatura.

La ola de calor que acaba de arrancar en la península ibérica está generando decenas de mensajes de desinformación climática. Uno de ellos ha sido especialmente viral, alcanzando los más de 1.000 retweets y 4.300 “me gusta” en Twitter. En él una usuaria critica un mapa de temperaturas en el cual los valores entre 0 y 8 ºC corresponden en la leyenda al color verde. La cuenta ha interpretado esta relación como una valoración “positiva” que hacen los creadores del mapa de lo que deben ser las temperaturas en junio, pero se trata de una inferencia ENGAÑOSA. 

El mapa y la leyenda de temperaturas que lo acompaña son ciertos, pero su interpretación no lo es. La elección de colores del mapa depende del valor absoluto de las temperaturas —si marca 40 grados, los pinta en rojo; si giran en torno a los 10, en verde—, y no en función de si son temperaturas “positivas” o “negativas”, tal y como sugiere la usuaria. En otras palabras, el mapa no muestra anomalías de temperatura para la época del año, ni hace una valoración sobre las mismas, sino que simplemente asigna un color a una temperatura que se espera para una región y un momento concreto. Además, la leyenda de colores es la misma para todo el año y ubicación geográfica, sea enero o junio.

El verde, lo “positivo”, que haga entre 0 y 8º EN JUNIO

En este momento, muchos mensajes de desinformación climática tienen que ver con la extraordinaria ola de calor que ha arrancado este domingo, 12 de junio, y que durará al menos hasta el próximo viernes, 17 de junio, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Una de estas publicaciones se ha compartido más de un millar de veces y tiene 4.300 me gusta en Twitter. En ella, una usuaria ha enlazado a un mapa de la web meteorológica Meteored con la previsión de temperaturas para el próximo 15 de mayo, criticando que los valores entre 0 y 8 ºC, que en el mapa están marcados de color verde, sean considerados, según ella, algo “positivo” en junio. 

Sin embargo, el análisis es engañoso, pues la elección de colores de la web meteorológica no está relacionada con una valoración que hayan hecho los meteorólogos de las temperaturas que se muestran. 

La leyenda utiliza una paleta de colores estándar y no valorativa que es la misma para todo el año: “Tú no adaptas el mapa para cada estación del año ni para cada día en concreto, tú haces una escala de colores que sea adaptable para cualquier época del año”, indica a Verificat Juan José González, meteorólogo superior de la Aemet. 

Coincide con él Ramon Pascual, jefe del grupo de Predicción y Vigilancia de la Delegación Territorial de la Aemet en Cataluña, y explica a Verificat que “los colores cálidos, como naranja, rojo y gris, muestran temperaturas altas, y los colores fríos, como el verde y el azul, son los que se usan para temperaturas bajas”.

Un lenguaje universal

Los mapas del tiempo que aparecen en las webs meteorológicas, como este de Meteored, se hacen de forma automática, es decir, que se ‘pintan’ conforme van obteniéndose los datos de los diferentes observatorios y modelos. Las diferentes páginas web procesan dichas cifras y dibujan los mapas de predicción en base a una escala de colores que les permite hacer esta “traducción” de manera automática, explica González. 

Además, estos modelos realizan predicciones a nivel continental o incluso mundial, lo que obliga a que el rango de temperaturas que pueda mostrar el mapa sea muy amplio: “Tienen que ser igualmente comparables los valores de lo que hay en los trópicos, con lo que hay en las zonas polares; lo que hay en España con lo que hay en Australia”, concluye el meteorólogo de la Aemet. Entre modelos, en cambio, sí que puede variar el rango de colores, puntualiza Pascual.

El verde no marca temperaturas “positivas”

El portal Meteored, origen del mapa que estamos contextualizando, muestra la misma escala de colores para todas sus predicciones de temperatura basadas en el modelo del Centro Europeo de Predicción Meteorológica a Medio Plazo (ECMWF, por sus siglas en inglés), una de las herramientas más comunes y de mayor calidad del mundo para realizar predicciones meteorológicas, independientemente del país en el que nos encontremos. En el sur de Argentina, por ejemplo, donde ahora mismo es invierno, dominan los colores verdes y azules.

Además, el código de colores utilizado en el mapa no es exclusivo de la temperatura. La misma escala de color se utiliza para representar diversas variables meteorológicas. Es el caso de varios mapas de la página web del propio ECMWF, como los de la amplitud de una capa atmosférica o la inestabilidad atmosférica.

Uno de los efectos del cambio climático es precisamente el aumento de fenómenos meteorológicos extremos, entre ellos olas de calor más intensas, frecuentes y/o de más duración (página 4 de este informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, o IPCC). La frecuencia de este tipo de eventos ha aumentado significativamente en los últimos años. Como ya explicamos en este artículo, las olas de calor son fenómenos meteorológicos consistentes en temperaturas que se mantienen muy por encima de lo esperado para estas fechas durante más de tres días consecutivos. 

Junto a la aparición de estos fenómenos extremos, también están proliferando mensajes de desinformación en redes sociales que generan ruido y confusión sobre las causas y las consecuencias de tales eventos climáticos. Algunos indican que las temperaturas del mar están enfriándose, o que la superficie de hielo que hay en los polos está expandiéndose, mientras que otros, como este que ya analizamos, directamente niegan la existencia del cambio climático. 

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona