Política, Ciutadans, PP, Vox

¿Qué pasó cuando manifestantes independentistas quisieron entrar en el Parlament de Catalunya?

Después de la entrada de seguidores de Donald Trump en el Capitolio norteamericano el miércoles durante la sesión que tenía que certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, partidos políticos españoles y catalanes aprovecharon las imágenes del Congreso de los Estados Unidos para compararlas con las protestas independentistas del 1 de octubre de 2018 que acabaron con los manifestantes a las puertas del Parlament y con gritos de “Ocupemos el Parlament!”.

Esta semana, se han referido, entre otros, el líder de Vox, Santiago Abascal, el presidente del PP, Pablo Casado, y el candidato de Ciutadans a las próximas elecciones, Carlos Carrizosa, que acusan en diferentes grados a los líderes independentistas de haber apoyado la manifestación. Ahora bien, ¿qué pasó realmente? En resumen: los partidos independentistas lo condenaron en público, pero no de manera institucional cuando la cuestión se planteó en el Parlamento.

El primer cumpleaños del 1O

El lunes 1 de octubre de 2018 el movimiento independentista conmemoró el primer cumpleaños del referéndum del 1 de octubre. El día empezó con diferentes acciones en todo Catalunya impulsadas por los Comités de Defensa de la República (CDR), que cortaron las vías del AVE en Girona y la AP7, se encadenaron a las puertas de la Bolsa de Barcelona y descolgaron la bandera española de la sede de la Generalitat en Girona, entre otras. Uno de los momentos más relevantes de aquella jornada fue durante el acto institucional de conmemoración de la 1O en Sant Julià de Ramis, en el cual el entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra, se dirigió a los CDR: “A los amigos del CDR, que apretáis y hacéis bien en  apretar. Esta expresión la criticaron mucho los partidos de la oposición, que también culparon al presidente de haber animado a los CDR en la manifestación de la tarde en Barcelona, convocada por varios colectivos independentistas y que acabó con el intento de entrar en el Parlamento.

La manifestación, cifrada en 180.000 personas por la Guardia Urbana, llegó ante el Parlament, donde se leyó el manifiesto y se dio por acabada mientras los manifestantes abucheaban al presidente Torra y algunos gritaban “Torra dimisión”, acusándolo de no haber llevado a cabo el mandato del referéndum de un año antes. Minutos más tarde, los CDR desconvocaron la movilización.

Después de esto, decenas de manifestantes, que habían retirado las vallas del cordón policial, se quedaron ante el Parlamentintentaron acercarse y los Mossos se replegaronentraron en el edificio y lo blindaron desde dentro. Esto lo aprovecharon los manifestantes para llegar hasta la puerta del Parlament entre gritos de “Ocupemos el Parlament!” y, minutos más tarde, los Mossos intervinieron para desalojar a los manifestantes.

También hubo actuaciones policiales en la Vía Laietana, donde hacía rato que había gente concentrada ante la jefatura de la Policía Nacional. Todo lo que pasó aquel día quedó recogido en el seguimiento minuto a minuto del 324.cat, de Betevé , de RAC1 , de RTVE , de El Periódico, de El Mundo, de eldiario.es o de La Directa.

El Parlament no condena “el intento de asalto”

“Nosotros llevamos a votación en el Parlamento de Cataluña para que se condenara [«aquel intento de asalto»] y las fuerzas separatistas no lo condenaron”

Carlos Carrizosa, candidato de Ciutadans a la presidencia de la Generalitat (minuto 4:47)

Justo después de las protestas, durante el debate de política general, Ciutadans propuso que el Parlament condenara y rechazara “solemnemente el intento de asalto sufrido por el Palau del Parlament la noche del 1 de octubre de 2018 por grupos radicales”. La propuesta de resolución (que se puede consultar íntegramente en el dosier del plenofue rechazada con los votos en contra de los grupos independentistas y de los comunes. Pocos días más tarde, en un pleno monográfico sobre la recuperación de la convivencia, el Parlament tampoco aprobó una propuesta de resolución de Ciutadans que quería rechazar y condenar que el presidente Torra “lejos de encabezar un Gobierno para todos, aliente a los CDR a coordinarse con el Gobierno de la Generalitat”.

En la misma línea, tres meses más tarde, en enero de 2019, el Parlament tampoco condenó el apoyo del presidente Torra a los CDR. Una nueva moción presentada por Ciutadans (que se puede consultar en la página 18 del dosier del pleno) pedía que el Parlament condenara “la frase del Presidente Torra del 1 de octubre de 2018” e instara “al presidente Torra a abstener de animar las actuaciones de tales grupos violentos en Catalunya”. La moción fue rechazada y el punto relativo a las palabras del presidente Torra recibió los votos afirmativos de Ciutadans, el PSC y el PP.

Finalmente, en septiembre de 2019la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlamento también se opuso a condenar “los últimos ataques violentos [...] reivindicados por Arran y los llamados Comités de Defensa de la República” en una propuesta de resolución presentada por Ciutadans. La iniciativa se rechazó con los votos en contra de JxCat, ERC, los comunes y la CUP, a favor de Ciutadans y el PP y las abstenciones del PSC. El único punto que se aprobó, con la abstención de los tres grupos independentistas, fue el que afirmaba que en democracia nadie tiene “derecho a usar la violencia”, que “no hay ninguna justificación para los que la ejercen” y que “el ejercicio de la violencia no tiene ninguna posibilidad de amparo institucional ni de impunidad”.

Qué dijeron los líderes y diputados independentistas en octubre de 2018?

“No entiendo que haya partidos que critican este asalto [al Capitolio], pero que justificaban cuando en Catalunya se intentó asaltar el Parlamento en dos ocasiones, en 2010 y en 2017”

Pablo Casado, presidente del Partido Popular

“Aquí tenemos  una Generalitat gobernada por los que asaltaron el parlamento catalán”

Santiago Abascal, presidente de Vox

“Lo que no se puede hacer es repudiar y condenar lo que se está produciendo en los Estados Unidos y defender el intento de asalto en el Parlament o Rodea el Congreso

Inés Arrimadas, presidenta de Ciutadans (minuto 20:42)

Los tres partidos independentistas con representación en el Parlament han condenado el ataque al Capitolio norteamericano (lo han hecho Junts per CatalunyaEsquerra Republicana y la CUP ), pero tanto representantes de JxCAT como ERC también se mostraron contrarios a las protestas que hubo hace más de dos años a las puertas del Parlament de Catalunya.

El día siguiente de las manifestaciones, el presidente Quim Torra aseguró desde el atril del Parlamento que “el camino de la independencia no es este, todo lo contrario” y añadió que el movimiento independentista tiene que exigir que la movilización sea siempre “radicalmente no violenta”. Por su parte, el presidente del Parlamento, Roger Torrent, rechazó las actuaciones de los manifestantes en una entrevista el mismo día de las protestas en Més 324 (en el minuto 6:21): “Hay algunas imágenes que yo creo que no nos ayudan a crecer, al contrario, en todo caso nos empequeñecen”.

Desde el Gobierno, la entonces consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, aseguró en una entrevista en Els Matins de TV3 (en el minuto 1:53) que “la mayoría del movimiento independentista no está aquí” y admitió que había habido “unas actuaciones de una minoría” que desvirtuaban, en parte, “el discurso y la realidad que ha sido hasta ahora, de un movimiento pacífico y totalmente de convivencia y de no romper nada. Lo que vimos ayer es nuevo y no ayuda en absoluto”. Artadi, sobre las palabras del presidente Torra, añadía que “una cosa es apretar y la otra cosa es ser violento. La sociedad civil lleva apretando desde 2010-2012 y en ningún caso ha sido violenta”. Por otro lado, el entonces consejero de Asuntos Exteriores, Ernest Maragall, reconocía que el independentismo se había “equivocado, empequeñecido con un comportamiento tanto minoritario como inaceptable” y la que era consejera de Cultura, Laura Borràs, resaltaba que aquella imagen “no se corresponde con la realidad cívica, pacífica y democrática del pueblo catalán”.

En la misma línea, el expresidente Carles Puigdemont insistía que “si van encapuchados, no son del 1O. Si usan la violencia no son del 1O” y el día siguiente por la mañana, los nueve presos independentistas (RomevaRullForcadellTurullSánchezJunquerasFornBassa y Cuixart ) se sumaban con un mismo mensaje en Twitter: “Hemos llegado más lejos que nunca por nuestra manera de hacer serena, pacífica y democrática. En una República para todo el mundo no hay lugar para la violencia, venga de donde venga”.

Finalmente, el vicepresidente primero del Parlament y diputado de Junts per Catalunya, Josep Costa, decía“Que el Parlamento es inviolable también quiere decir que solo se entra con los votos de la gente”.

Otros diputados se posicionaron a través de Twitter:

  • Aurora Madaula (JxCAT): “Los violentos tirando botellas, piedras y tirando vallas al suelo, no [me representan]”.
  • Albert Batet (JxCAT): “El espíritu del 1O es respeto, es cohesión, es unidad, es no violencia, es pacifismo”.
  • Mònica Sales (JxCAT): “La república será pacífica o no será. Reivindiquémosla, pidámosla, luchémosla... pero sin violencia, por favor”.
  • Marta Madrenas (JxCAT): “El modelo: reivindicación pacífica y no violenta”.
  • Eva Baró (ERC): “La indignación, y el malestar que sentimos son legítimos. Vehiculémoslo siempre de manera cívica y pacífica”.
  • Ferran Civit (ERC): “El 1 de octubre de 2018 nos ha hecho pequeños”.
  • Montserrat Fornells (ERC): “La violencia no suma y no nos aporta nada”.
  • Mònica Palacín (ERC): “Solo desde la serenidad y la vía pacífica saldremos adelante”.
  • Raquel Sans (ERC): “Determinadas imágenes no nos hacen crecer ni ganar apoyo internacional, y nos alejan del objetivo compartido”.
  • Adriana Delgado (ERC): “Tenemos que luchar por nuestros objetivos desde la no violencia”.

En aquel momento, la CUP no criticó que los manifestantes llegaran a las puertas del Parlament, sino que condenó “firmemente” la actuación de los Mossos d'Esquadra. La diputada Maria Sirvent fue muy crítica con el Govern en una entrevista en Els Matins de TV3 : “Lo que no se puede hacer es llamar a la gente a la protesta, a que ejerza su legítimo derecho en la disidencia política, y después de que veamos esta actuación de represión policial absolutamente desatada”. Más tarde, en una rueda de prensa en el Parlament  insistía (en el minuto 7:33): “Lo que vimos ayer fue una movilización activa y no-violenta en términos generales por mucho que se quiera explicar otro relato”. Y concluía (en el minuto 13:43) que “no había una organización que tenía una consigna de ir a asaltar el Parlament”.

¿Alguna cosa que te ha llegado o has visto te hizo ruido?

Mándanoslo al Whatsapp para poder verificarlo o escribe a [email protected]