Pfizer construyó un centro de I+D en 2010 en China, pero no tiene que ver con el coronavirus

Pfizer construyó un centro de I+D en 2010 en China, pero no tiene que ver con el coronavirus

Marco Verch, CC 2.0

Català | Castellano

Nos habéis hecho llegar un correo electrónico que afirma que “Pfizer y Glaxo (GlaxoSmithKline) son uno”, y junto a él un enlace a un artículo de una página web en la que se anuncia la construcción en 2009 de un centro de Investigación y Desarrollo (I+D) de Pfizer en Wuhan (China). Es FALSO. No, Pfizer y GlaxoSmithKline son dos empresas farmacéuticas diferentes, y además en ese artículo no se indica nada parecido. 

"Pfizer construirá un centro de I+D en Wuhan, China (2009)"

Desde hace meses corre el rumor de que la farmacéutica GlaxoSmithKline es propietaria del Laboratorio de Virología de Wuhan, y también de que GSK y Pfizer guardan algún tipo de relación. Las dos aseveraciones son falsas, y en este artículo explicamos que la relación de Pfizer y GSK también es ficticia, más allá de la creación de una sociedad conjunta para producir medicinas de venta sin receta en 2018, tal y como señalan en una nota de prensa de agosto de 2019. 

Sin embargo, eso no significa que GSK sea propietaria de Pfizer que, de hecho, es una empresa que está en bolsa y entre sus principales accionistas no está esta farmacéutica.

Un centro de I+D para expandirse por China

El anuncio tuvo lugar en 2009, cuando dio comienzo el proceso de expansión de la farmacéutica en China, país en el que llevaba desde los años 80. Además del de Wuhan, Pfizer amplió las instalaciones de otro centro en Shanghai. 

El centro se construyó específicamente en la Base Nacional Bioindustrial de Wuhan, también conocida como Biolake, en 2010, según publicó Pfizer en su blog. La entrada explica cuáles eran los objetivos de este centro satélite de I+D, que consistía en impulsar el desarrollo de la farmacéutica en este área, con el fin de convertirse en una plataforma de vanguardia para el desarrollo de fármacos clínicos globales y alianzas estratégicas. En otras palabras, la instalación de Biolake representa una expansión de la presencia científica de Pfizer en China y forma parte de la estrategia general de Pfizer para el crecimiento global.

Ninguna vinculación con el coronavirus

Diez años después de que se construyera el centro, este movimiento comercial y estratégico orientado a impulsar el área de I+D de la empresa, es visto por ciertas webs como sospechoso, pues fue Wuhan la zona cero de la pandemia del SARS-CoV-2, y fue Pfizer una de las farmacéuticas que primero ha conseguido desarrollar una vacuna para la covid-19, la BNT162b2, junto a BioNTech. De hecho, Verificat y otras agencias miembros de la International Fact-Checking Network han publicado numerosos artículos desmintiendo la vinculación de las farmacéuticas con la aparición y desarrollo del SARS-CoV-2

Aunque sea de Pfizer y esté ubicado en Wuhan, este centro poco tiene que ver con el desarrollo de la vacuna contra la covid-19, que comienza su producción en un laboratorio de Misuri (Estados Unidos), y luego viaja a Massachussets, Alemania, y Michigan. En ningún caso pasa por Wuhan. 

Se ha llegado incluso a decir que fue un virus creado en un laboratorio (lo que se conoce como teoría del lab-leak), pero existen numerosas evidencias científicas al respecto que hacen pensar a los organismos internacionales encargados de estudiar el origen del coronavirus que lo más plausible es que el origen del virus fuera natural, y tuviera lugar tras el salto de animal a humanos.