No hay una relación causal entre el crimen y la inmigración en Cataluña como indica Buxadé

No hay una relación causal entre el crimen y la inmigración en Cataluña como indica Buxadé

Català | Castellano

¿Qué se ha dicho?

Cataluña tiene el problema más grave de inseguridad en las calles a consecuencia de la entrada masiva de inmigrantes ilegales.

¿Qué sabemos?

Cataluña es la comunidad donde produjeron más delitos el 2021, pero es la tercera con la mayor tasa de criminalidad. El 2020 un 40% de las condenas fueron de personas extranjeras.

El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé afirmó en una rueda de prensa (minuto 24:30) en el Parlamento de Cataluña el 18 de marzo que en Cataluña “tenemos el problema más grave de inseguridad en las calles” y lo atribuye, entre otros, a “la entrada masiva de inmigrantes”. 

Es ENGAÑOSO. Cataluña es la comunidad autónoma donde se produjeron más delitos el 2021, pero es la tercera con una mayor tasa de criminalidad en función de su población (50 delitos por cada 1.000 habitantes), después de las Islas Baleares y la Comunidad de Madrid. Tampoco hay una vinculación directa entre la criminalidad y la inmigración. El 97,7% de los detenidos e investigados por delitos cometidos en Cataluña el 2020 tenían nacionalidad española y del total de condenados, un 40% tenía nacionalidad extranjera, según datos del Portal Estadístico de Criminalidad y del Instituto Nacional de Estadística.

"En Cataluña [...] tenemos el problema más grave de inseguridad en las calles a consecuencia de la delincuencia, de los narcopisos, de la ocupación ilegal de viviendas y de la entrada masiva de inmigrantes ilegales que están convirtiendo Cataluña en un auténtico estercolero multicultural"

Jorge Buxadé, eurodiputado Vox

Buxadé habla de “la entrada masiva de inmigrantes ilegales”, pero de las 41.945 personas que entraron en España el 2021 según el balance sobre immigración irregular, ninguno llegó directamente a Cataluña como confirma el departamento de prensa del Ministerio de Interior a Verificat. Sin embargo, que Cataluña no sea una de las vias de entrada no quiere decir que estas personas no hayan llegado posteriormente a esta comunidad autónoma y se encuentren en situación administrativa irregular. De hecho, la Generalitat el 2020 estimó la población en situación irregular en 150.000 personas, según indica una nota de prensa del departamento de Derechos Sociales

Cataluña: más delitos, pero más población

Es verdad que el 2021 Cataluña fue la comunidad con más delitos en valores absolutos, pero fue la tercera comunidad con una mayor tasa de criminalidad en términos relativos, es decir, en función de su población, de acuerdo con los datos de criminalidad por comunidades autónomas los datos del Portal Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior. Las Islas Baleares y la Comunidad de Madrid están por sobre.

El año pasado se produjeron en total 390.356 infracciones penales, 50,28 delitos por cada 1.000 habitantes. El ranking en función de la población lo lideran las Islas Baleares (52 por 1.000 habitantes) y la Comunidad de Madrid (51,24 por 1.000 habitantes). La tasa de criminalidad por 1.000 habitantes está calculada con las cifras de población de 2021 publicadas en el Instituto Nacional de Estadística.

El año pasado hubo una reducción de las infracciones penales, pero los datos del 2021 también son menores a las cifras de delitos prepandemia de 2019. De hecho, el año pasado hizo el segundo año en que se cometieron menos delitos en Cataluña desde el 2016. 

Como ya explicamos, con las cifras del primer semestre del 2021 la comunidad catalana también era la comunidad con más infracciones penales en valores absolutos, pero la cuarta en términos relativos. Con los datos de 2021 cerrados, Cataluña sigue siendo la comunidad donde se han producido más delitos, pero es la tercera en función de su población. 

2,3% de los detenidos y 40% de las condenas

El 97,7% de los detenidos e investigados por delitos cometidos en Cataluña el 2020 fueron personas con nacionalidad española (75.821). Es decir, solo un 2,3% eran extranjeros, según datos del Portal Estadístico de Criminalidad. En cambio, si miramos las personas condenadas por un delito, es decir, que ya se ha producido una sentencia firme sobre la infracción penal, el 2020 (últimos datos disponibles) el 40,4% de las condenas fueron de personas de nacionalidad extrengera, según los datos del INE.

Esto se traduce en una sobrerrepresentación de los extranjeros a las estadísticas. Es decir, en Cataluña el 2020 hubo 3,2 condenados por 1.000 personas de nacionalidad española, mientras que la tasa de condenas entre los extranjeros es de 11,2 cada 1.000, según los datos de condenas y de población de la INE. Pero esta correlación no indica causalidad, como explican varios estudios como este realizado Elisa García España, profesora de derecho penal en la universidad de Málaga, que apuntan que el hecho de ser inmigrante no aporta nada a la motivación delictiva, sino que la delincuencia en el caso de los inmigrantes está más relacionada con el contexto de marginación derivado de estar en una situación administrativa irregular.

Delito de falsedad: el más frecuente entre los extranjeros

Los delitos más cometidos por extranjeros son delitos de “falsedades” seguidos de los de “seguridad colectiva” y “patrimonio”. El delito de falsedades está regulado en el Código Penal y hace referencia a la falsificación de monedas, de documentos públicos, oficiales o privados, de certificados y de tarjetas de créditos. Pero, estos delitos tampoco atentan contra la seguridad física de nadie ni hacen que haya más “inseguridad en las calles” como dice Buxadé.

Aun así, los delitos relacionados con los “narcopisos” de los cuales habla el vicepresidente de Vox sí que entran dentro de la categoría de seguridad colectiva, que es la segunda categoría de delitos que más cometieron los extranjeros el 2020. El mismo pasa con “la ocupación ilegal de viviendas” a la cual también se refiere Buxadé y entra dentro de la tercera categoría de delitos más numerosos, los delitos contra el patrimonio. Sin embargo, estos dos últimos delitos quedan lejos del delito de falsedades, que antes de la pandemia era lo más perpetrado con diferencia por los extranjeros.

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona