Los presupuestos de la Generalitat no destinan “50 millones en financiar MENAS”, como dice una campaña de Vox

Los presupuestos de la Generalitat no destinan “50 millones en financiar MENAS”, como dice una campaña de Vox

¿Qué se ha dicho?

Una campaña de Vox en las redes sociales afirma que los presupuestos catalanes para 2022 prevén 50 millones de euros para "financiar MENAS" mientras hay un "33% de niños en pobreza extrema".

¿Qué sabemos?

El dato del 33% hace referencia a las cifras de riesgo de pobreza y no de pobreza extrema y el conjunto de las tres partidas presupuestarias que suman 50 millones no se dirigen ni en su totalidad ni directamente a menores de nacionalidad extranjera.

Después de que los presupuestos de la Generalitat de Catalunya para 2022 superaran el debate de totalidad en el Parlament, Vox impulsó una campaña en las redes sociales en la que difundió una serie de cifras hablando del “despilfarro” de las cuentas catalanas. Una de las imágenes publicadas en redes como Twitter o el Instagram del grupo parlamentario afirma que los presupuestos destinan “50 millones en financiar MENAS”, mientras que el 33% de los menores se encuentra en situación de pobreza extrema en Cataluña. Es falso. El dato del 33% se refiere a las cifras de riesgo de pobreza y no de pobreza extrema y el conjunto de las tres partidas presupuestarias que suman esta cifra, 50 millones, no se dirigen ni íntegramente ni directamente a menores de nacionalidad extranjera.

“[Presupuestos en Cataluña] 50 millones en financiar MENAS”

Vox

En 2020, había 462.000 menores en riesgo de pobreza en Cataluña, según la última Encuesta de condiciones de vida. Esto es un 33,4%. Esta cifra es la que dan, por ejemplo, organismos como UNICEFSave The Children. El 33%, pues, corresponde a los niños en riesgo de pobreza y no en pobreza extrema como afirma Vox. El Idescat define la población en riesgo de pobreza como la “proporción de la población que vive en un hogar con una renta por debajo de lo que se considera nivel de vida medio en la sociedad en la que se reside”. Un hogar está en situación de riesgo de pobreza cuando “su renta neta por unidad de consumo es inferior al umbral de pobreza”.

Durante el debate a la totalidad, el diputado de Vox, Antonio Gallego había asegurado que los presupuestos destinan “más de 50 millones de euros a tutelados y extutelados” y que la “mayoría de solicitantes son menas de origen magrebí” (página 28 del Diario de Sesiones). Días antes, el mismo Gallego había publicado un tuit (que acumula 500 retuits y 1.000 me gustas) en el que desglosaba las partidas que suman estos 50 millones.

La cifra que dio Galego se puede consultar en el presupuesto de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia y corresponde a la suma de tres partidas:

  • 13,95 millones para prestaciones para jóvenes extutelados.
  • 17,55 millones para prestaciones por la acogida de menores tutelados por la Generalitat.
  • 18,37 millones para el Instituto Catalán de la Acogida y Adopción.

En conversación telefónica con Verificat, Antonio Gallego confirma que los 50 millones proceden de estas tres partidas y asegura que, además, hay otros gastos destinados a menores extranjeros no acompañados que no están incluidos. Argumenta que el coste no son solo las pagas, sino que hay costes fijos que él no imputó, como el coste de mantenimiento o las viviendas tuteladas en las que residen algunos menores.

Estos 50 millones de euros, sin embargo, no benefician exclusivamente al colectivo de menores extranjeros no acompañados:

  • La prestación para extutelados la reciben los extutelados que no tienen recursos económicos ni familiares e independientemente de su nacionalidad. En 2020, el 47% de los preceptores fueron de nacionalidad española.
  • Las prestaciones por la acogida de menores tutelados por la Generalitat no son pagas para los menores, sino ayudas para que las familias de acogida puedan atender los gastos de mantenimiento del menor. La inmensa mayoría de jóvenes migrados solos no son acogidos por familias, sino que van a centros residenciales.
  • El Instituto Catalán de la Acogida y Adopción se dedica principalmente a potenciar una política global de adopciones y de acogida y a agilizar los procesos. Su relación con los menores extranjeros es solamente a través de la gestión del programa de mentoría con adolescentes y jóvenes migrados, que es un servicio gratuito.

Un 47% de los beneficiarios de la prestación para jóvenes a extutelados son españoles

La partida destinada a prestaciones para jóvenes extutelados es de 13,95 millones de euros. La prestación, regulada en el artículo 19 de la Ley de prestaciones sociales de carácter económico, da apoyo económico a los jóvenes extutelados por la Generalitat “con el objetivo de contribuir temporalmente a que, una vez terminada la tutela de la Administración, puedan vivir de forma autónoma y se puedan integrar gradualmente en la vida laboral y social, siempre que acrediten que no disponen de recursos económicos ni familiares”, según la definición del Área de Apoyo a los Jóvenes Tutelados y Extutelados (ASJTET).

Sin embargo, esta prestación no la reciben únicamente extranjeros. En 2020 y en 2019, por primera vez, los beneficiarios fueron mayoritariamente extranjeros (un 53% y un 64% respectivamente), pero en los años previos, dos de cada tres extutelados que recibían la prestación tenían nacionalidad española.

Para entender este cambio de tendencia, el gabinete de prensa del Departament de Drets Social señala a Verificat que en los últimos años ha habido una gran llegada de jóvenes migrados solos a Cataluña que han cumplido los 18 años a lo largo del 2019, 2020 y 2021. Así pues, en 2018 se registró el pico de llegadas de menores extranjeros no acompañados en Cataluña con un total de 3.709 y el 65% de los que llegaron tenían 16 o 17 años.

Los 13,9 millones de euros previstos para el año que viene son los mismos que se presupuestaron en 2020, las últimas cuentas aprobadas. En 2017 (los anteriores presupuestos que salieron adelante), la partida era de 5,1 millones. Según la memoria de los presupuestos catalanes, en 2019 hubo 1.905 beneficiarios de la prestación para jóvenes extutelados y en 2020, 1.657 (página 2). La ASJTET atendió 4.176 jóvenes en 2019 y 4.505 en 2020 (página 4).

Prestaciones para familias de acogida: 17,55 millones

La segunda partida de la que habla Vox son los 17.553.631,56 euros que corresponden a las prestaciones para la acogida de menores tutelados por la Generalitat, como consta en el proyecto de presupuestos de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia.

Sin embargo, estas prestaciones no son dinero que reciben directamente los jóvenes tutelados, sino que son ayudas a las que optan las familias de acogida “para atender los gastos de mantenimiento del menor”, como explicita la Generalitat en su propia web y fija el artículo 22 de la Ley de prestaciones sociales de carácter económico.

El importe de dicha prestación “consiste en una cantidad por menor de edad acogido” y se establece “por la Ley de presupuestos”. En este caso, el texto articulado del Proyecto de Ley de Presupuestos de 2022 establece en la disposición adicional 21 que las cuantías mensuales no pueden ser inferiores a 376 euros para los menores de edad de cero a nueve años, 412 euros para los de diez a catorce años y 443 euros para los de 15 a 18.

¿Y en qué casos una familia acoge un menor tutelado por la Generalitat? El gabinete de prensa del Departament de Drets Socials cuenta a Verificat que cuando la administración pública tutela un menor y acuerda una medida de protección, esta se puede llevar a la práctica a través de dos vías:

  • Una es la acogida, que se intenta que sea preferente porque se considera que es mejor que el niño continúe viviendo en un núcleo familiar. Hay dos tipos de acogida: en familia propia, la familia extensa, habitualmente abuelos o tíos, o en familia ajena, que depende del Instituto Catalán de la Acogida y de la Adopción. Son familias que hacen una formación y acogen en su casa un niño tutelado por la administración.
  • Si no hay acogida, los niños viven en los centros residenciales, que pasan a ser su casa. Los centros disponen de diferentes recursos y cuentan con unos referentes que les hacen el acompañamiento.

El departamento de prensa de Drets Socials señala que “la inmensa mayoría de jóvenes migrados solos van a centros residenciales”. Esto, añaden, tiene un sentido, ya que después de que un adolescente llegue con 16 o 17 años, los objetivos como educador son que potencie su autonomía, que aprenda el idioma, que pueda regularizar su situación y que encuentre trabajo. Y todo esto se puede hacer en el centro residencial.

Según el Informe Estadístico Mensual de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), en el mes de octubre (los últimos datos disponibles) había en Cataluña 7.748 niños y adolescentes en medida protectora (página 10). De estos, el 62,8% eran de nacionalidad española y el 37,2% eran extranjeros. Sobre el total, el 19,5% eran extranjeros sin referentes familiares.

Si miramos la evolución de los últimos meses, desde 2019 no ha habido ningún mes en el que los extranjeros sin referentes familiares hayan superado el 40% de los niños en medida protectora y siempre más de la mitad han sido de nacionalidad española.

El total de niños y adolescentes en medida protectora se ha estabilizado y ha experimentado un leve repunte a lo largo de este año tras diecisiete meses de reducción. De hecho, las variaciones se encuentran en los menores acogidos en centros residenciales, ya que el número de tutelados que están acogidos en familias se ha mantenido constante alrededor de los 3.600 los últimos tres años. En cambio, entre marzo de 2019 (5.914) y marzo de 2021 (4.001) hubo una reducción del 32% de los menores en centros residenciales.

De los 7.748 niños y adolescentes en medida protectora a 31 de octubre de 2021, el 46,1% habían sido acogidos por familias y el 53,7% estaban en centros residenciales. En concreto, el 30,3% del total fueron acogidos por familias extensas, el 23,6% en Centros Residenciales de Acción Educativa y el 11,8% por familias ajenas.

El Instituto Catalán de la Acogida y Adopción: 18,4 millones de euros

Finalmente, la tercera partida que Vox incluye en los 50 millones de euros es la relativa al Instituto Catalán de la Acogida y Adopción (ICAA), de 18.369.304,73 euros, como consta en el proyecto de presupuestos por agrupaciones. Esta partida incluye:

  • 3,58 millones que se destinan a personal.
  • 7,12 millones que van a gastos corrientes de bienes y servicios (“gasto de contratación mayor y contratación menor del Instituto, referidas al ámbito del acogimiento y de la adopción”, según explica a Verificat el gabinete de prensa del Departament de Drets Socials).
  • 7,66 millones que son para sufragar las prestaciones por la acogida de menores tutelados por la Generalitat.
  • 3.000 euros para inversiones reales y variación de activos financieros.

Sin embargo, este Instituto tiene muy poca relación con los menores extranjeros no acompañados. El único punto de encuentro es el programa de mentoría con adolescentes y jóvenes migrados que el ICAA gestiona desde 2020. El gabinete de prensa de Drets Socials explica a Verificat que “la mentoría permite a los jóvenes tener una persona adulta de referencia con quien compartir unas horas a la semana, practicar la lengua, participar en actividades de entorno y crear una relación fuera del centro donde están”. La labor del ICAA es hacer la formación de los mentores, constituir los tándems y hacer el seguimiento. El servicio es gratuito.

Más allá de esto, el objetivo principal del ICAA es contribuir a “potenciar una política global de adopciones y de acogida simple en familia ajena, agilizar los procesos de valoración de la idoneidad de las personas o familias que optan por la acogida o la adopción y tramitar la adopción internacional”. Según los datos del Idescat, en 2020 hubo 68 adopciones internacionales y 281 acogidas preadoptivas, 911 acogidas simples en familia ajena y 51 adopciones de niños de Cataluña.

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona