Los partidos independentistas catalanes tienen la misma proporción de escaños que votos en el Congreso

Los partidos independentistas catalanes tienen la misma proporción de escaños que votos en el Congreso

¿Qué se ha dicho?

Arrimadas señaló que los independentistas estaban sobrerreprensentados en el Congreso

¿Qué sabemos?

Su peso en la Cámara Baja es proporcional a los votos que obtuvieron. En Catalunya lograron un porcentaje más alto de escaños que de sufragios, pero esto sucede en otros territorios y a otros partidos

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, habló en una entrevista en The Objetive de “la sobrerrepresentación que tienen los separatistas en el Congreso”. “Con un simple cambio en la ley electoral, que elimine la sobrerrepresentación que tienen los separatistas en el Congreso se podrían resolver muchas cosas”, señaló en la entrevista publicada el 5 de diciembre.

Es engañoso. En las últimas elecciones generales, los partidos independentistas (ERC, JxCat y la CUP) obtuvieron el 6,82% de los votos de toda España y consiguieron 23 escaños, el 6,57% del total del Congreso. Sin embargo, sí es cierto que en Catalunya lograron el 47,92% de los diputados en juego (48) con el 42,62% de los votos. 

Esta diferencia entre votos y diputados sucede en todas las provincias, especialmente en las más pequeñas en favor de los partidos más votados en esa demarcación. Si miramos la comparativa por comunidades, el PSOE y el PP consiguieron una mayor proporción de escaños que de votos en 14 comunidades.

"[Con un simple cambio en la ley electoral, que elimine] la sobrerrepresentación que tienen los separatistas en el Congreso se podrían resolver muchas cosas"

Inés Arrimadas, Ciudadanos

La fuerza de ERC, JxCat y la CUP

Los tres partidos independentistas que se presentaron en las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019 obtuvieron el 6,82% de los votos válidos en el conjunto de España y consiguieron el 6,57% de los 350 escaños del Congreso (23), como consta en los resultados electorales difundidos por el Ministerio del Interior. Así pues, en realidad su peso en la Cámara Baja es ligeramente inferior a la proporción de sufragios cosechados. Si miramos por candidaturas, la cosa queda de la siguiente manera:

  • Esquerra Republicana de Catalunya (ERC): 3,61% de los votos y 3,71% de los escaños.
  • Junts per Catalunya (JxCat): 2,19% de los votos y 2,29% de los escaños.
  • CUP: 1,02% de los votos y 0,57% de los escaños.

Si miramos solo Catalunya, es cierto que ERC y JxCat lograron más proporción de diputados que porcentaje de votos, algo causado en gran parte por el apoyo que recibieron ambas formaciones especialmente en Girona y Lleida. En total, ERC (que fue la formación que ganó las elecciones en Catalunya) obtuvo el 22,57% de los votos y el 27,08% de los diputados. Esto significó una diferencia porcentual de 4,5 puntos, la misma que el PSC (20,5% y 25%).

Por su lado, JxCat logró el 13,68% de los votos y el 16,67% de los diputados (2,99 puntos porcentuales más), pero la CUP obtuvo el 6,37% de los sufragios y el 4,17% de los escaños (2,2 puntos menos).

La mayor diferencia la observamos en Lleida, una circunscripción que eligió a cuatro diputados. En este caso, ERC obtuvo el 31% de los votos y el 50% de los escaños (dos de los cuatro). Sin embargo, en la misma provincia el PSC, con el 14,5% de los votos logró el 25% de diputados (1 de los 4). En Tarragona y en Barcelona, la mayor diferencia fue del PSC (14,22 y 3,2 puntos porcentuales respectivamente) y en Girona, de JxCat (8,57). Por lo tanto, esta diferencia no se da sólo en los partidos independentistas, sino que depende del tamaño de las circunscripciones electorales.

El reparto de votos y escaños entre los independentistas

En total, el PSOE y el PP obtuvieron sobrerrepresentación en 14 comunidades: el PSOE desde los 0,16 puntos porcentuales en Madrid hasta los 15,43 en Aragón y el PP desde los 1,96 en la Comunidad Valenciana hasta los 15,77 en La Rioja.

A escala estatal, los dos partidos más sobrerrepresentados en la Cámara Baja son el PSOE y el PP, que son los que reciben más votos en las provincias pequeñas, las menos proporcionales. El PSOE logró el 34,29% de los escaños (120) con el 28% de los votos y el PP, el 25,43% de diputados (89) con el 20,81% de los sufragios. En el otro extremo, Ciudadanos fue el partido más infrarrepresentado, con una diferencia negativa de casi cuatro puntos porcentuales.

Una situación análoga en otras comunidades

La traducción matemática de votos a diputados y las diferencias entre ambas proporciones se da en las otras comunidades autónomas de la misma forma que en Catalunya. Hay que tener presente que la base del sistema electoral español son las provincias, que son las que reparten los diputados, pero hemos planteado la comparación a través de las comunidades para que sea más visual y porque los partidos independentistas se presentan en toda Catalunya.

Así pues, si ERC (y el PSC) tuvieron en noviembre de 2019 una diferencia de 4,5 puntos porcentuales entre escaños y votos, el PSOE y el PP superaron los cinco puntos en nueve y ocho comunidades, respectivamente:

  • El PSOE en Aragón, La Rioja, Galicia, Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias, Andalucía, Castilla y León y Murcia.
  • El PP en La Rioja, Cantabria, Galicia, Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha, Canarias y Asturias.

Por su parte, Vox superó los cinco puntos en Baleares y Cantabria y Unidas Podemos, en Baleares. Navarra Suma lo hizo en Navarra. Por lo tanto, es algo que sucede en todo el territorio y en diferentes candidaturas.

En el otro extremo, Ciudadanos y Unidas Podemos son las dos formaciones con un mayor infrarrepresentación porque obtuvieron votos en provincias donde no cosecharon ningún escaño. La formación naranja, por ejemplo, obtuvo representación solo en siete provincias: tres escaños en Madrid, dos en Barcelona, y uno en Valencia, Sevilla, Alicante, Málaga y Cádiz. Por lo tanto, los votos que consiguió el partido de Arrimadas en las demás provincias no consiguieron representación: fueron 771.095 votos, el 46,7% del total que logró la formación el 10N (1.650.318).

Nos hemos puesto en contacto con el departamento de prensa de Ciudadanos para saber a qué “sobrerrepresentación” se refería Inés Arrimadas, pero en el momento de publicar esta verificación no habíamos obtenido respuesta.

La clave: el tamaño de la circunscripción

El factor determinante para que los partidos estén sobrerrepresentados o infrarrepresentados en el Congreso es el tamaño de las circunscripciones: las provincias que eligen menos escaños son las menos proporcionales. El número de diputados en juego en cada circunscripción se fija en el Decreto de convocatoria de elecciones, siguiendo lo que regula la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) en el artículo 162: “A cada provincia le corresponde un mínimo inicial de dos diputados” y los diputados restantes “se distribuyen entre las provincias en proporción a su población”.

Si miramos el mapa, Soria es la única provincia que eligió dos diputados en las pasadas elecciones (a parte de Ceuta y Melilla, con uno cada una). PP y PSOE se repartieron los dos escaños sorianos con el 35% y 33% de los votos respectivamente (se ve claramente la sobrerrepresentación de ambas formaciones). En Cuenca, por ejemplo, había tres diputados en disputa: el PSOE logró el 37% de los votos y se llevó el 66,7% de los escaños dejando a Vox, con el 18% de sufragios, sin representación. La situación se repitió en Huesca, también con el PSOE, y en Palencia, con el PP.

En cambio, la diferencia entre escaños y votos se reduce en las provincias más grandes, ya que hay más diputados para repartir y el sistema funciona de forma más proporcional. Hay más partidos que entran en el reparto y muchas de las candidaturas logran una representación que no difiere más de un punto porcentual de los sufragios obtenidos.

Finalmente, hay que tener presente que, como es de esperar, en las provincias con menos diputados en juego el primer partido que se queda fuera del reparto tiene una proporción de votos más elevada que en las cinco provincias más pobladas. En Madrid, Barcelona y Valencia la primera candidatura que no entró en el Congreso tenía alrededor del 1% de los votos. En las nueve con menos diputados, la cifra se situó entre el 6,5% y el 18%. Cabe recordar que la LOREG fija en el 3% el mínimo de votos que hay que conseguir en una provincia para obtener representación.

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona

Verificat & Newtral

Este artículo es fruto de la colaboración entre
Verificat y Newtral
Léelo en la web de Newtral