Las PCR de la covid-19 no indican que tengas gripe

Las PCR de la covid-19 no indican que tengas gripe

Català | Castellano

Está circulando por internet un artículo que asegura que las pruebas de diagnóstico PCR que detectan casos de covid-19 en realidad lo que encuentran son positivos de gripe, porque la FDA “en su lugar usó virus regulares de gripe” para producir estos test. Es FALSO. La FDA no ha publicado un documento que afirme tal cosa. De hecho, se basó en la secuencia genética del SARS-CoV-2 para desarrollarlo y hay documentos que así lo muestran.

"Dado que la gripe Fauci en cualquiera de sus ‘variantes’ aún no se ha aislado adecuadamente, la FDA en su lugar usó virus regulares del resfriado/gripe para producir pruebas de PCR, lo que significa que todos los que dan ‘positivo’ a los gérmenes chinos en realidad solo dan positivo para el gripe estacional."

La PCR, siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa, es una técnica inventada en 1985 que permite aumentar de manera exponencial el número de copias de ADN de una muestra. Se introduce el hisopo o bastoncillo en la nariz y se lleva la muestra a analizar para detectar si hay fragmentos del material genético de un determinado patógeno. En el caso de la covid-19, lo que se busca es una molécula de ARN del SARS-CoV-2. 

El rumor de que las actuales pruebas PCR no detectan la covid-19 sino la gripe viene de que, supuestamente, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) habría publicado un artículo en el que admitiría “abiertamente que la infame prueba de PCR para el coronavirus de Wuhan (Covid-19) no se desarrolló con muestras reales del virus chino, sino con lo que parece ser material genético de un virus del resfriado común”.

Sin embargo, el artículo no enlaza al documento en cuestión, ni la FDA ha publicado tal cosa. De hecho, los documentos en los que se indica el funcionamiento del CDC 2019-Novel Coronavirus (2019-nCoV) Real-Time RT-PCR Diagnostic Panel, el primer test aprobado para uso de emergencia en Estados Unidos por la FDA publicado en enero 2020, indican que la prueba está basada en la secuenciación genética del SARS-CoV-2, obtenida a través de la base de datos GISAID.

Virus perfectamente aislado

En otra parte del artículo, el autor insiste en que “la ‘gripe Fauci’ [como se refiere al coronavirus] en cualquiera de sus ‘variantes’, aún no se ha aislado adecuadamente”, algo que también es falso. En primer lugar, el virus sí se ha aislado desde el inicio de la pandemia y se han publicado numerosos estudios científicos revisados por pares que explican este proceso. Aislar un virus significa básicamente poder reproducirlo en grandes cantidades dentro de un laboratorio para estudiarlo. Un ejemplo de estudio en el que se especifica el aislamiento del SARS-CoV-2 es este de enero 2020, en el que además de dar a conocer el virus al mundo, se especifica cómo se aisló el virus en pacientes con neumonía en Wuhan para estudiarlo en cultivos celulares. 

Por otro lado, lo que los científicos aíslan no es una enfermedad (la ‘gripe Fauci’ de la que habla el mensaje), sino el virus que la causa; y en segundo, el término ‘gripe Fauci’ no suele emplearse en canales de información rigurosos, sino en páginas que consideran que el SARS-CoV-2 fue un invento de laboratorio. Aquí explicamos por qué esta teoría carece de toda base científica.

Test que detectan más de una enfermedad

Finalmente, las secuencias del virus de la gripe y del SARS-CoV-2 no tienen nada en común, por lo que dar falsos positivos de covid-19 en pacientes que tienen gripe es imposible. 

Otra cosa es que se implemente un test capaz de detectar y diferenciar las enfermedades, algo que precisamente han propuesto los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de Estados Unidos. En julio de 2020 emitieron un prospecto donde explicaba el funcionamiento de unos nuevos tipos de test PCR, que incorporaban la capacidad de detectar, además de al SARS-CoV-2, dos tipos de virus de la gripe (el A y el B), lo cual ahorraría tiempo a los médicos a la hora de diagnosticar el tipo de enfermedad que es de cara al inicio de la temporada de la gripe estacional.