Soroll, Salut, Covid-19

Es falso que nunca se haya aislado un virus y que no se puedan fotografiar

Nos habéis hecho llegar un tuit que asegura que nunca se ha aislado ni demostrado la existencia de ningún virus y que no hay fotografías de este tipo de organismos. Es FALSO.

Un partidario del régimen del kurona nos ha enviado el que él cree que es una foto de un virus. Es un dibujo, evidentemente, y no ha encontrado nada mejor, porque nunca se ha aislado ni demostrado ningún virus.”

La imagen que se adjunta al tuit es “un bacteriophage [bacteriófago, en castellano], un virus que afecta a las bacterias”, explica a Verificat la viróloga e investigadora a la Unidad de Inmunología Viral de la Universidad de Oxford Esther Gea-Mallorquí. Son virus que, según la definición que hace la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria, “están presentes abundantemente en la naturaleza y, por lo tanto, se detectan a menudo en la superficie de carnes frescas, pescdo y otros alimentos”.

La viróloga Gea-Mallorquí también confirma que “los virus se pueden aislar” y asegura que “hay mil fotos de virus online, que “se ven con microscopia electrónica”. Por su parte, Javier Martínez-Picado, virólogo de la cátedra de Dolencias Infecciosas en la Universidad de Vic e investigador de ICREA-IrsiCaixa, añade que “los virus se pueden observar perfectamente y se puede llegar a un nivel de resolución espectacular”.

Cultivos virales

“Aislar un virus quiere decir generar un cultivo puro de este virus, donde solo esté este virus y que sea basta grande para hacer diferentes tipos de estudios”, explica. Hay estudios de inmunología, biología celular o biología molecular, por ejemplo, que se hacen con virus aislados. “Aislar un cultivo viral es un paso importante si queremos entender bien como funciona un virus”, concluye. Para aislar un virus y hacerle una fotografía, se puede hacer directamente sobre tejidos infectados o se puede infectar un conjunto de células (lo que se conoce como cultivo celular).

El tuit también habla de las “patitas” que se ven a la imagen. Son “las espículas, la parte del virus que se une a la célula”, explica Martínez-Picado. Las otras dos partes son el cuello, que es retráctil e inyecta el ácido nucleico (el material genético) dentro de la bacteria para infectarlo, y la cápside, la parte de arriba, que contiene los ácidos nucleicos. “La estructura”, asegura, “es muy fácil de reconocer” para los expertos en la materia.

El autor del tuit original, además, insinúa que los virus no se pueden fotografiar. También es FALSO.

“Son reconstrucciones digitales basadas en datos numéricos, no fotografías. En otras palabras, interpretaciones gráficas o dibujitos.”

Microscopia electrónica y reproducciones 3D

“Un virus se puede fotografiar. Hay diferentes técnicas, la más habitual es con microscopia electrónica, que tiene mucha resolución”, asegura Martínez-Picado, que también explica que la microscopia electrónica “se inventó en 1931 y a finales de la misma década se hicieron las primeras fotos del virus del mosaico del tabaco”.

No obstante, sobre la fotografía del tuit, Martínez-Picado responde que se trata de una “recreación artística/informática en 3D”. También asegura que es una técnica que “ocasionalmente se usa por profesionales de la comunicación científica” y que nunca se hace con fines de confusión.

Por otro lado, Martínez-Picado añade que las fotografías de los virus son 100% reales, pero como que se usa una técnica de electrones, “son siempre en blanco y negro”. Aun así, se pueden añadir los colores artificialmente. “Nosotros hacemos sistemáticamente fotografías de virus con microscopia electrónica y en su versión original son en blanco y negro”, asegura. El experto explica que existe la cryo-Electron Microscopy, una técnica más sofisticada que permite hacer reconstrucciones tridimensionales de virus a partir de decenas de fotografías seguidas.

De hecho, hay diferentes repositorios donde se encuentran imágenes de virus, como la de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de los Estados Unidos, donde también se puede consultar la Biblioteca de Imágenes de Salud Pública.

Una imagen que circula desde 2007

La imagen que acompaña el tuit circula desde hace años y se ha utilizado tanto en fuentes legítimas como para ilustrar rumores. La referencia más antigua que hemos encontrado es de noviembre del 2007, en un blog ruso de virus extraños. Más tarde, en diciembre de 2008, la utilizó una universidad australiana en su página de química virológica y ha aparecido de manera repetida en Pinterest o en DocPlayer.

¿Alguna cosa que te ha llegado o has visto te hizo ruido?

Mándanoslo al Whatsapp para poder verificarlo o escribe a [email protected]