El perfil de Twitter y la web de Catalan Gate ya existían, pero no prueba que el espionaje a políticos independentistas sea un “montaje”

El perfil de Twitter y la web de Catalan Gate ya existían, pero no prueba que el espionaje a políticos independentistas sea un “montaje”

Català | Castellano

¿Qué se ha dicho?

Varios usuarios en Twitter han insinuado que el informe de Citizen Lab sobre el caso del Catalan Gate se trata de un “montaje” y, como argumentos, han compartido capturas de imagen que muestran que la web catalangate.cat fue registrada por la Assemblea Nacional Catalana en enero de 2022 y que el perfil de Twitter @CatalanGate nació en 2012.

¿Qué sabemos?

La investigación se hizo en colaboración con las personas afectadas por el espionaje, por lo que ya sabían que se iba a publicar el informe de Citizen Lab con anterioridad. La Assemblea registró el dominio “preventivamente” y luego se empleó para hacer una web que recogiera todos los casos y el usuario de Twitter se ha empleado en los últimos años para diferentes campañas vinculadas al independentismo.

En los últimos días, se han publicado mensajes en Twitter que dudan del informe de Citizen Lab sobre el caso conocido como Catalan Gate, una investigación que ha concluido que al menos 65 políticos independentistas y activistas catalanes fueron espiados con el programa informático Pegasus. Como supuestos argumentos de que se trata de un “montaje”, varios usuarios en Twitter han compartido capturas de imagen que muestran que la web catalangate.cat fue registrada por la Assemblea Nacional Catana en enero de 2022 y que el perfil de Twitter @CatalanGate nació en 2012.

Esto no demuestra que el Catalan Gate sea una invención, ya que las personas afectadas tuvieron que dar permiso para que Citizen Lab, un laboratorio de la Universidad de Toronto, examinara sus teléfonos y, por lo tanto, ya conocían los casos antes de que se publicara el informe de Citizen Lab y el reportaje de The New Yorker.

Las víctimas “dieron su consentimiento”

En su informe, Citizen Lab relata que en 2019 NSO Group, la empresa que comercializa y diseñó Pegasus, aprovechó una vulnerabilidad de WhatsApp para “piratear teléfonos Android en todo el mundo con Pegasus” y el laboratorio de la Universidad de Toronto ayudó a WhatsApp a “notificar a las víctimas de la sociedad civil y a ayudarlas a tomar medidas para estar más seguras”. The Guardian reportó por primera vez casos de espionaje en 2020 y, después de estos informes, “Citizen Lab, en colaboración con organizaciones de la sociedad civil, llevó a cabo una investigación a gran escala sobre la piratería de Pegasus en España”. El informe señala que las víctimas dieron su consentimiento para participar en un estudio de investigación con Citizen Lab”.

El texto también reseña que, “con el consentimiento” de las personas afectadas, Citizen Lab obtuvo artefactos forenses de sus dispositivos y los examinaron “en busca de evidencia de infecciones de Pegasus”.

La investigación, pues, se hizo en colaboración con los espiados, aunque ellos tuvieran que dar su consentimiento para que su móvil fuera examinado.

Un dominio registrado “preventivamente”

Algunos de los tuits que han cuestionado el origen de la web catalangate.cat comparten capturas de pantalla que muestran que el dominio se creó el 10 de enero de 2022, semanas antes de que los casos de espionaje se hicieran públicos. Así consta, por ejemplo, en DomainBigData o en ICANN Lookup, dos páginas que dan información sobre los dominios registrados en Internet.

El departamento de Comunicación de la Assemblea cuenta a Verificat que la entidad registró el dominio catalangate.cat preventivamente y, más tarde, se ha utilizado para alojar una web en catalán de denuncia de todos los casos. Cuando lo registraron, desconocían cuál sería el título del informe de Citizen Lab y fue casualidad, señalan, que Citizen Lab decidiera usar este mismo nombre para su informe.

Ahora el titular de la página web alojada en www.catalangate.cat és Òmnium Cultural, como figura en el aviso legal de la web.

Las mismas fuentes de la ANC recuerdan que la investigación fue un proceso largo en el que, desde el año 2020, Citizen Lab contactó con posibles víctimas. En paralelo, el periodista de The New Yorker Ronan Farrow preparaba un reportaje y entrevistó a algunas de las víctimas. Así pues, las personas espiadas sabían que cuando el informe estuviera cerrado, el tema saldría.

Los espiados lo sabían antes de que se hiciera público

De hecho, en los últimos días, las personas espiadas han explicado en diferentes entrevistas cuál fue el proceso de la investigación y cuál fue la relación con Citizen Lab.

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, explicó en una entrevista en El Món a RAC1 (en el minuto 8:01) que cuando se reveló el espionaje a Roger Torrent, en su etapa de presidente del Parlament, y a Ernest Maragall, que era consejero de Acción Exterior, se pusieron “en contacto con Citizen Lab”, que estaba “desarrollando el método de investigación para poder determinar cuáles habían sido las personas afectadas”. A partir de ahí, hablaron con ellos y les facilitaron la información, y desde Citizen Lab “pudieron hacer el peritaje, empezaron a encontrar indicios y en las últimas semanas nos confirmaron que había sido así”.

Por su parte, el diputado del PDeCAT Ferran Bel respondió en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados que tuvo conocimiento de los hechos “hace unos meses, cuando hicieron la investigación” porque así se lo “manifestaron los diferentes colaboradores e investigadores de Citizen Lab” (en el minuto 39:40). Bel también señaló que Citizen Lab ha hecho pública la información “cuando ha formalizado y finalizado el informe”.

El diputado de la CUP Albert Botran contó en una entrevista en el Més 324 que Citizen Lab creía que podría haber un caso de espionaje grande y sugirieron a una serie de personas que escanearan sus teléfonos: “Hubo gente a la que le dijeron «El tuyo está limpio o, si no está limpio, no lo hemos podido encontrar», pero en mi caso dijeron «El tuyo lo han revuelto»” (en el minuto 1:36). En la misma línea, el secretario general de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, se expresó en los siguientes términos en una rueda de prensa el lunes: “El caso del espionaje se conoció hace una semana, pero hace meses que los afectados [lo] sabemos” (en el minuto 32:16).

Finalmente, el diputado de Bildu Jon Iñarritu relató en una entrevista en el Aquí, Cuní que hace un año recibió una llamada para ver si quería comprobar su teléfono, dijo que sí y al cabo de una semana le “dijeron que había resultado positivo” (en el minuto 5:21). Tras ello, le preguntaron si quería participar en la investigación que estaba realizando Citizen Lab, él les dijo “que no tenía ningún problema” y le hicieron firmar “varios papeles autorizando” la utilización de su caso y de su nombre públicamente. “Mientras se realizaba la investigación, solicitaron que no se hiciera público porque había más casos en investigación” y le “dijeron que tardaría varios meses”, concluye. 

El perfil de diferentes campañas vinculadas al independentismo

Otros tuits cuestionan la cuenta de Twitter @CatalanGate y argumentan que fue creada en “diciembre de 2012”. Sin embargo, se trata de un perfil que se había usado hace tiempo para otras campañas vinculadas al independentismo.

Antes de convertirse en @CatalanGate, el perfil era @ElJudici, con el nombre “Judici a la Democràcia”, sobre el juicio a los líderes del procés. Su biografía sostenía que “la sentencia del Tribunal Supremo condena derechos fundamentales”. Un tuit archivado en Wayback Machine permite hacer la comparativa: antes y después. Por otro lado, este fue el último tuit con el usuario @ElJudici y ahora se ve como el último antes del “Catalan Gate”.

En este sentido, la Doctora en Telemática por la Universidad Carlos III, Mariluz Congosto, publicó un hilo en Twitter en el que analizaba el perfil @CatalanGate y recuperaba sus antiguas identidades. La conclusión de la experta es que se trata de “un ejemplo claro de uso de un perfil para campañas” con la ventaja que “ya tiene seguidores afines y ‘nace’ con un alcance considerable”.

Previamente, el mismo perfil había servido para otras campañas independentistas con diferentes nombres. Antes había sido @CridaDemocracia, en defensa del 1 de octubre, y @Araeslhora, el “perfil oficial de la campaña unitaria para la consulta” del 9N (el 9 de noviembre de 2014).

El 11 de septiembre de 2014, por ejemplo, se publicó un tuit sobre la movilización independentista del 11S: este es el tuit con el aspecto original y así es como se ve ahora.

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona

Verificat & Newtral

Este artículo es fruto de la colaboración entre
Verificat y Newtral
Léelo en la web de Newtral