Soroll, Salut, Covid-19, Vacunes

Los nuevos contagios en Israel después de la primera dosis no ponen en duda la fiabilidad de la vacuna

Los nuevos contagios en Israel después de la primera dosis no ponen en duda la fiabilidad de la vacuna

Nos habéis hecho llegar por WhatsApp (al 666 908 353) una noticia que habla de personas contagiadas de Covid-19 en Israel después de haber recibido la vacuna. La información es ENGAÑOSA porque las infecciones, efectivamente, se produjeron, pero no porque la vacuna no confiera inmunidad, sino porque la inmunidad no es total hasta después de al menos una semana de haberse administrado la segunda dosis.

"Los vacunados llenan las salas de emergencias de los hospitales israelíes"

La información que nos habéis enviado apareció publicada, entre otros, en mpr21.info , i24news.tv e israelnationalnews.com y explica que “los vacunados llenan las salas de emergencias de los hospitales israelíes” y que ha habido “4.500 personas infectadas después de recibir la primera dosis de la vacuna”. El único medio español que hemos encontrado que haya hablado es La Razón, que habla del “misterio de los pacientes críticos de Israel que fueron ingresados después de recibir la vacuna”.

Protección después de la segunda dosis

Tal como explica el documento de preguntas frecuentes sobre la vacunación del Covid-19 elaborado por el Departamento de Salud de la Generalitat (en la página 10), hay que esperar a la segunda dosis para adquirir la inmunidad total ante el SARS-CoV-2: siete días en el caso de Pfizer/BioNTech y catorce si se trata de la vacuna de Moderna/Lonza. El documento de la Agencia Europea del Medicamento sobre la vacuna de Pfizer también lo deja claro: “Las personas pueden no estar totalmente protegidas hasta siete días después de la segunda dosis de la vacuna”.

Por su parte, sobre la protección que da la vacuna antes de la segunda dosis, la Organización Mundial de la Salud explica en su documento de recomendaciones provisionales para el uso de la vacuna Pfizer que se ha demostrado que “la eficacia empieza a partir del día 12 después de la primera dosis” y llega aproximadamente al 89% entre los días 14 y 21, en el momento en que se tiene que administrar la segunda dosis. El departamento de prensa de la OMS responde a Verificat que una persona se puede haber contagiado sin saberlo antes de vacunarse o puede infectarse los días posteriores a la vacunación antes de que la vacuna haya empezado a proporcionar protección.

La misma Pfizer explicaba en el comunicado de prensa donde anunciaba que la UE había autorizado su vacuna que se había demostrado una “tasa de eficacia de la vacuna del 95% [...] a partir de los 7 días posteriores a la segunda dosis”. Moderna también confirma en las FAQs sobre su vacuna que esta “previene el Covid-19 después de dos dosis administradas con un mes de diferencia”.

Las noticias hablaban de una rueda de prensa del 12 de enero donde la directora del Servicio de Salud Pública del Ministerio israelí de Sanidad, Sharon Elrai-Price, reconocía que, en efecto, “el 17% de los enfermos críticos son personas que sí que recibieron la primera dosis”, pero insistía que la vacuna requiere tiempo y que “no es efectiva después de una dosis”. En total, en Israel había alrededor de 1.000 enfermos críticos, de los cuales 180 habían recibido la primera dosis de la vacuna.

La semana pasada Israel empezó con la administración de la segunda dosis (que hasta después de siete días no llega a la protección máxima). Por este motivo, Elrai-Price subrayaba que los datos sobre cuántas personas enferman después de la primera dosis no los preocupan. Hasta el domingo 17 de enero, 309.065 israelíes (de 8,52 millones) habían recibido la segunda dosis, según los datos que la embajada de España en Israel ha facilitado a Verificat.

Las noticias mencionadas también afirman que los datos muestran que hasta el 12 de enero, 4.500 personas se habían contagiado de coronavirus después de recibir la primera dosis de la vacuna y que 375 estaban hospitalizadas (aquí se incluyen los 180 enfermos críticos que mencionaba Elrai-Price). Es VERDAD; así consta en las páginas 9 y 10 del documento de los Servicios de Salud Pública del Ministerio de Sanidad de Israel publicado el 12 de enero, pero esto no quiere decir que la vacuna haya sido la causa del contagio.

Estos 4.500 infectados suponen el 3,28% del total de contagios desde que el 19 de diciembre empezó la vacunación (desde entonces y hasta el 12 de enero ha habido 137.177 nuevos contagios). Los 375 hospitalizados serían un 0,0193 % de total de vacunados (1,94 millones el 12 de enero) y los 180 enfermos críticos, un 0,009%, según los datos de Our World in Data, donde se pueden consultar las cifras de positivos, muertos y vacunaciones de diferentes países de todo el mundo. Israel ha sido uno de los estados más rápidos en aplicar la primera dosis.

Efectos secundarios mal atribuidos

El manual de comunicación sobre vacunas de Covid-19, elaborado por un equipo de científicos y voluntarios de muchas disciplinas académicas, sostiene (en la página 7) que ante la campaña de vacunación del coronavirus hay que prevenir al público y a los medios de comunicación de que se pueden producir “efectos secundarios mal atribuidos”, especialmente “cuando primero se vacunan muchas personas mayores”. El documento afirma que “pasarán algunos acontecimientos trágicos después de la vacunación, incluso cuando la vacuna no tiene nada que ver” y subraya que “es importante no sacar la conclusión de que hay una conexión entre la vacunación y estos acontecimientos”.

Estadísiticamente, por 10 millones de ancianos vacunados, 4.025 sufrirán un ataque de corazón, 3.975, un infarto, 9.500 serán diagnosticados de cáncer y 14.000 morirán, según el mismo documento de expertos.

Alguna cosa que t’han enviat o has vist t’ha fet soroll?

Envia’ns un Whatsapp per poder verificar-ho o escriu a [email protected]