Soroll, Salut, Covid-19

No, el dióxido de cloro y el MMS no curan el coronavirus

Con la crisis del coronavirus, se han vuelto a difundir y a hacer virales mensajes y supuestos estudios científicos que defienden la conocida como Solución Mineral Milagrosa (MMS). Son informaciones que ya hace años que circulan y que ahora defienden que este producto es una medicina alternativa que cura el Covid-19. Es FALSO.

Tenemos la sustancia que está prohibida para su uso médico pero no está prohibida para su venta como desinfectante, que es el MMS, el clorito de sodio activado. Con esto se soluciona en pocos días un coronavirus"

Josep Pàmies

El dióxido de cloro tendría que funcionar porque el que hace es oxidar las cápsides de los virus y precisamente el coronavirus tiene unas cápsides muy prominentes [...] La solución que nosotros tenemos con el dióxido es evidente, es una solución que funciona hace años"

Andreas Ludwig Kalcker

Estas declaraciones son de dos de los defensores de la Solución Mineral Milagrosa y que ahora sostienen falsamente que el MMS cura el coronavirus. Los videos donde Pàmies y Kalcker lo mantienen han sido suprimidos por YouTube por "infringir las directrices de la comunidad", pero a pesar de estar recogidos en el informe Contenidos en YouTube y redes sociales que promocionan productos de supuesta eficacia curativa del COVID-19, que elaboró el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) en marzo, siguen circulando por WhatsApp y Telegram. Hace unos días nos enviasteis un documento en PDF y en formato de libro titulado La salud de posible, del 2013, firmado por Andreas Ludwig Kalcker.

La Organización Mundial de la Salud ha dejado claro que todavía no hay una cura para el coronavirus: “hasta ahora, ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta dolencia. La OMS no recomienda automedicarse con ningún fármaco, incluidos los antibióticos, para prevenir o curar el Covid-19”.

Ningún país reconoce el MMS como medicamento

Hace diez años, en mayo de 2010, la Agencia Española de Medicamentos retiró del mercado el MMS: “El mencionado producto no ha estado objeto de evaluación y autorización previa a su comercialización por parte de la Agencia Española de Medicamentos [...], siendo su presencia en el mercado ilegal”. Al cabo de un tiempo, en octubre de 2018, el gobierno español presentó una denuncia a la Fiscalía por el riesgo que suponía para la vida y la salud de las personas la venta o publicidad de la Solución Mineral Milagrosa como remedio para la curación de diferentes patologías. Lo anunció en el Senado la entonces Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar, María Luisa Carcedo Roces. En aquella ocasión, circulaba erróneamente que el MMS servía para curar el autismo. Por su parte, la Generalitat recoge el MMS en la lista de medicamentos que más frecuentemente se adquieren en sitios web ilegales.

Otros países han alertado de los riesgos del MMS. En 2018, el Departamento de Salud del Canadá (Health Canadá) alertó de los peligros de la Solución Mineral Milagrosa y también lo hizo la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (la FDA), que alertó en agosto de 2019 de los efectos secundarios peligrosos y potencialmente mortales del MMS. Además, hace tres meses, la FDA envió una carta a una empresa que estaba comercializando MMS como método de prevención y tratamiento para el Covid-19 y explicaba que había recibido “informes de personas que habían sufrido efectos adversos graves por su salud después de tomar un producto con dióxido de cloro”.

También se han posicionado:

¿Qué es el MMS?

La Solución Mineral Milagrosa (MMS) es el nombre que se utiliza para referirse a la ACS, clorito de sodio acidificado, una mezcla de clorito sódico, que es como una sal, y ácido cítrico, uno de los componentes de los limones y las naranjas. Es “una cosa muy sencilla y fácil de hacer”, explica Xavier Giménez, químico y divulgador científico de la UB, porque las dos sustancias con las que se elabora son muy fáciles de obtener. El ácido cítrico es una sustancia natural, en cambio el clorito sódico es peligroso por sí mismo, en todas las concentraciones, excepto en dosis muy pequeñas. Otra sustancia relacionada, el CDS, es el dióxido de cloro solubilizado en agua. El CDS y la ACS no son idénticos, pero están relacionados, puesto que cuando se prepara la ACS, dentro de la mezcla líquida se forma dióxido de cloro, concretamente, el dióxido de cloro se produce cuando se acidifica el clorito sódico. Son dos formas de preparar prácticamente la misma sustancia.

¿Por qué es peligroso el MMS?

El MMS es peligroso porque es una lejía. No es la lejía típica (hipoclorito sódico) pero se basa en el uso del cloro como agente oxidante. El dióxido de cloro se usa desde hace más de 100 años para eliminar los microbios, por ejemplo cuando se quiere esterilizar un quirófano o la cocina de un restaurante. “Estos agentes son esterilizantes porque son tan potentes que destruyen todas las formas de vida conocidas, no solo los microbios malos, sino todas las células humanas", añade Giménez. En una superficie metálica como la de la cocina, donde solo hay formas de vida contaminantes y nocivas, su uso no es problemático, pero en ningún caso, asegura el experto, puede ser un medicamento.

Un medicamento es una sustancia que es selectiva, que actúa contra un patógeno o un agente muy concreto que causa una dolencia, pero es esencialmente inocuo para el resto del cuerpo. En cambio, la ACS es un biocida, es decir, una sustancia que mata diferentes formas de vida; bio significa vida y cida, matar. Maria Parelló, la responsable del Centro de Información del Medicamento del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona, añade que la acción potente y oxidante que tiene el clorito sódico (la ACS) “puede producir efectos secundarios como dolor abdominal, náuseas, vómitos o diarrea”. El MMS, aunque sea en dosis pequeñas, “no te aporta ningún beneficio y tiene riesgos”, concluye.

También hay personas que toman MMS como medida profiláctica, porque creen que les ayuda a estar bien de salud. “Es un veneno que actúa lentamente y que, con los años, te provoca pérdida de glóbulos rojos a un ritmo tan lento que no eres consciente. Esta sustancia provoca anemia con los meses, pero es un efecto tan lento que la gente no puede atribuirlo al hecho de estar tomándose esto”, relata Giménez.

¿Quién promueve el consumo del MMS?

Cómo hemos señalado, en Catalunya, el máximo defensor del MMS es Josep Pàmies. Hace unos meses, el Consell de Col·legis de Metges de Catalunya (CCMC) denunció Pàmies por promover el producto MMS como tratamiento para el Covid-19 y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), a nivel estatal, anunció que se personaría como acusación particular en el procedimiento que se había iniciado a raíz de la denuncia del CCMC. La Fiscalía archivó la investigación, según informaron diferentes medios.

A escala global, Jim Humble fue quien defendió y difundir inicialmente el uso de este producto. En Europa, el movimiento lo representa Andreas Kalcker, autor del libro La salud es posible.

¿Alguna cosa que te ha llegado o has visto te hizo ruido?

Mándanoslo al Whatsapp para poder verificarlo o escribe a [email protected]