Las camisetas de “llibertat” del Barça de básquet son una campaña de la Euroliga

Las camisetas de "llibertat" del Barça de básquet son una campaña de la Euroliga

Se han hecho virales dos fotografías de los jugadores del Barça de baloncesto Pierre Oriola, Álex Abrines y Sergi Martínez con la palabra "llibertat" en la camiseta durante un partido de la Euroliga, la máxima competición europea. La foto es VERDADERA y responde a una campaña de la Euroliga en contra del racismo y la discriminación, pero el club desmiente que tenga vinculación política con los presos independentistas, como han afirmado algunos usuarios de Twitter, por ejemplo, a la respuesta de este mensaje:

Se trata de la campaña Not In Our World, impulsada conjuntamente por la Euroliga y por la Asociación de Jugadores EuroLeague (ELPA). Su objetivo es "luchar contra el racismo y desafiar la discriminación de cualquier tipo" con el objetivo de ampliar "la conciencia pública para fomentar el respeto y la igualdad".

La Euroliga ofrecía a los jugadores decidir individualmente los mensajes que querían llevar en las camisetas durante las jornadas 3 y 4. Orihuela, Abrines y Martínez no fueron los únicos que se sumaron a la iniciativa, sino que en el último partido del Barça en el Palau Blaugrana contra el Panathinaikos también se pudieron ver lemas como “equality” (igualdad en inglés), "egyenlöség" (igualdad en húngaro) o "love us" (ámanos en inglés) en las espaldas de algunos jugadores del equipo azulgrana.

En Twitter, ha habido usuarios que han aprovechado estas imágenes para criticar a los tres jugadores diciendo que era un mensaje político que hería millones de españoles, mientras otros han agradecido un gesto que han interpretado que iba dirigido a los líderes independentistas encarcelados.

"La palabra llibertat en las camisetas de Pierre Oriola, Alex Abrines y Sergi Martinez responde, única y exclusivamente, al hecho de que su lengua materna es el catalán y no querían poner freedom en inglés", ha explicado el departamento de prensa del FC Barcelona a Verificat. El gesto no tiene "NINGUNA connotación política".