Soroll, Salut, Covid-19, Vacunes

¿Hay que tomar paracetamol antes de vacunarse contra la covid-19?

Una usuaria de TikTok que se identifica como malagueña colgó el 5 de abril un video explicando que le ha llegado su turno para vacunarse contra la covid-19. En el mensaje, que acumula 1,3 millones de visualizaciones, ingiere un sobre de Gelocatil (una marca de paracetamol) porque “han recomendado tomárselo antes de la vacuna”. Es una VERDAD A MEDIAS. El gobierno español contempla tomarlo solo antes de la administración en de la vacuna AstraZeneca/Oxford, aunque no hay consenso internacional sobre esta recomendación. El paracetamol (o acetaminofén) está aconsejado como tratamiento para mitigar los efectos secundarios que pueden provocar todas las vacunas, pero después de que estos aparezcan.

"Han recomendado tomárselo (el paracetamol) antes de la vacuna."

En su estrategia de inmunización publicada el 26 de febrero, las autoridades sanitarias españolas incluyeron para la fórmula de AstraZeneca/Oxford el paracetamol como tratamiento profiláctico, es decir, como medida preventiva. Según las directrices, este fármaco sirve “para reducir los síntomas” que pueda provocar la vacuna, “sin que su uso interfiera en la respuesta inmune”. De hecho, el mismo prospecto de la vacuna prevé que una vez administrada puedan aparecer reacciones locales leves, como dolor en la zona del pinchazo, febrícula, escalofríos, dolor muscular, dolor de cabeza y malestar. En este sentido, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria ha publicado recientemente un comunicado en el que desaconseja dispensar “sistemáticamente” paracetamol antes del suministro de vacunas.

La recomendación del Ministerio está basada en un estudio publicado el 20 de julio de 2020 en la revista científica The Lancet, cuando AstraZeneca estaba en plenos ensayos clínicos. Los resultados de la fase III fueron publicados el 23 de noviembre y actualizados el 22 de marzo y en ninguno de sus informes señala que deba ingerirse paracetamol antes de la vacunación. El documento de las autoridades españolas también señala que, “hasta la fecha, solo se han publicado datos de su uso como profilaxis para esta vacuna”. Es decir, no hay indicaciones de que deba tomarse paracetamol antes de recibir una dosis del resto de vacunas aprobadas en Europa: Pfizer/BioNTech, Moderna y Janssen (que todavía no ha empezado a ser administrada).

Los Estados Unidos lo desaconsejan

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) desaconsejan tomar medidas profilácticas, mientras que en la web de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no aparece ninguna recomendación sobre la necesidad de tomar algún tipo de medicación preventiva antes de la vacunación y su equipo de prensa ha explicado a Verificat en un correo electrónico que no es su competencia emitir este tipo de recomendaciones.

El profesor de Medicina de la Universidad de Harvard y especialista en enfermedades infecciosas Paul Sax explica en la revista New England Medical Journal que “aunque el acetaminofén y los antiinflamatorios no esteroideos pueden disminuir los efectos secundarios, teóricamente pueden atenuar la respuesta inmunitaria y hacer que las vacunas sean menos efectivas, por lo que no son recomendadas antes de la vacunación”. Sin embargo, afirma que “son útiles para disminuir los efectos secundarios una vez que se producen”.

La vacuna no es obligatoria para viajar, trabajar o estudiar 

La autora del video de TikTok también afirma: “No me queda otra que ponérmela (la vacuna) porque si no me la pongo no puedo viajar, no me dejan trabajar y no puedo terminar mis estudios”. Es FALSO. 

"No me queda otra que ponérmela (la vacuna) porque si no me la pongo no puedo viajar, no me dejan trabajar y no puedo terminar mis estudios"

La vacunación en España es voluntaria, aunque recomendada por todas las autoridades sanitarias, principio que se extiende a la covid-19. “Como ocurre con el resto de vacunas en España, la vacuna frente al nuevo coronavirus no es obligatoria”, afirma el gobierno. En base a esto, la inmunización contra el virus del SARS-CoV-2 mediante inoculación no es un requisito imprescindible y no puede ser exigido para trabajar, estudiar o viajar. 

Para viajar tampoco se requiere un documento que acredite estar vacunado. Sin embargo, la gran mayoría de países solicitan una prueba PCR negativa para poder entrar. La Comisión Europea propuso el 17 de marzo implementar un certificado digital verde, válido en todos los países comunitarios, para “facilitar la libre circulación segura de los ciudadanos dentro de la UE durante la pandemia”. Este documento, gratis y que funcionará con un código QR, probará que el viajero ha sido vacunado contra la covid-19, o que se ha realizado una prueba PCR con resultado negativo, o que ha superado la covid-19, pero este certificado no será una condición para poder viajar, según asegura la Comisión.

Italia, la excepción

La directora de vacunas y productos biológicos de inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O’Brien, se posicionó en la misma línea en diciembre, cuando subrayó que la institución no contempla que las vacunas contra la covid-19 sean obligatorias. Los CDC estadounidenses también señalan que “el gobierno federal no exige la vacunación a los ciudadanos”, aunque sí la recomienda, también a personal sanitario.

Italia, en cambio, se ha convertido en el primer país europeo que obliga a todos sus sanitarios, incluidos los farmacéuticos, a vacunarse. El objetivo, según explica, es “proteger todo lo posible al personal médico y paramédico y a aquellos que pueden estar más expuestos al riesgo de infección”. Las personas que se nieguen a vacunarse pueden ser suspendidas sin salario lo que queda de año. En Italia ya hay diez vacunas obligatorias para los menores de 0 a 16 años.

¿Alguna cosa que te ha llegado o has visto te hizo ruido?

Mándanoslo al Whatsapp para poder verificarlo o escribe a [email protected]