Eleccions

Es engañoso que el gobierno de ERC y la CUP en Sabadell no tuviera un alcalde investigado

El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha presentado esta semana el caso de Maties Serracant, exalcalde de Sabadell durante los dos últimos años de un gobierno de coalición entre republicanos y la Crida per Sabadell, como un ejemplo de un político que abandonó su cargo en seguida que la justicia empezó a investigarlo.

En Sabadell (...) hubo un gobierno de ERC y la CUP. Maties Serracant era teniente de alcalde de la CUP y dimitió por una denuncia flagrantemente falsa de Ciutadans. Dimitió, se defendió, fue absuelto y volvió a la carrera política.” Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso

Es una declaración ENGAÑOSA. Es cierto que Serracant abandonó su cargo público en mayo del 2016, cuando el juzgado número 2 de Sabadell abrió diligencias previas por una denuncia del PSC (no de Ciudadanos), que acusaba al regidor de tráfico de influencias en la cesión de una antigua fábrica a un casal popular. Lo que no es verdad es que esperó a que la causa se archivara para recuperar su cargo en el Ayuntamiento de Sabadell, como afirma Rufián, sino que lo hizo un año antes de que el juez desestimara su causa.

El 26 de mayo de 2016, cuando la coalición entre ERC y el Crida per Sabadell (movimiento donde participa la CUP) gobernaba en la ciudad, el pleno aprobó definitivamente la cesión de la antigua fábrica Can Balsach a la entidad Casal Popular de la Creu Alta El Tallaret, a pesar de saber que el juzgado número 2 de Sabadell había abierto unas diligencias previas sobre esta proposición. El 24 de mayo el Ayuntamiento había hecho públicas las investigaciones judiciales sobre una propuesta que, a pesar de no haberse materializado, llevaba aprobada por unanimidad en el consistorio desde el 2015, todavía con el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) al frente del Ayuntamiento. No fue hasta unos días después cuando se conoció que habia sido el PSC quien denunció al teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Maties Serracant, a quien acusaba de tráfico de influencias y prevaricación.

Una semana más tarde, Serracant anunció que ponía su cargo a disposición. La Crida per Sabadell también hizo público un comunicado en el cual aceptaba su renuncia: “hasta que no finalice la investigación" el gobierno de la ciudad había decidido "aceptadr la renuncia temporal y dejar sin responsabilidades ejecutivas de gobierno al teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Maties Serracant”.

Vuelta seis meses después

Pasados seis meses, el 2 de diciembre, antes de que Serracant hubiera declarado ante el juez y sin que el caso se hubiese archivado, el alcalde de Sabadell, Juli Fernàndez (ERC), anunció que Maties Serracant volvería al gobierno municipal. A finales de mes, se hizo efectivo su retorno.

El 19 de mayo del 2017, el PSC se retiró del proceso judicial, pero una funcionaria municipal mantuvo la acusación. El 7 de junio Serracant declaró como imputado. Un mes más tarde, el 25 de julio, en el marco del acuerdo de gobierno entre ERC y la Crida per Sabadell, Serracant fue investido alcalde. A su discurso de toma de posesión como alcalde volvió a hablar de caso: “Después de recibir la notificación de mi condición de investigado podríamos haber decidido irnos. Pero no lo hicimos (...) La denuncia, impulsada por el grupo municipal del PSC, forma parte de una estrategia de guerra sucia que el gobierno municipal ha condenado”.

El 3 de enero de 2018 el juzgado de instrucción número 2 de Sabadell archivó la causa; la interlocutoria judicial, según el mismo Ayuntamiento de Sabadell, acreditaba que “no hubo tráfico de influencias ni prevaricación”. Finalmente, el 14 de noviembre del 2019, la Audiencia Provincial de Barcelona desestimó el recurso de apelación contra la exalcalde Maties Serracant, según informó el Diari de Sabadell.

Siguiendo la cronología, Serracant ejerció durante siete meses como regidor, fue investido alcalde y ejerció durante seis meses más mientras la investigación continuaba abierta.