El Gobierno no presentó los presupuestos al Congreso “en tiempo y forma”, como asegura la ministra Isabel Rodríguez

El Gobierno no presentó los presupuestos al Congreso “en tiempo y forma”, como asegura la ministra Isabel Rodríguez

Foto | Cafè d'Idees

Català | Castellano

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, afirmó en una entrevista en el Cafè d’Idees de TVE Catalunya (en el minuto 16:34) que el ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos ha llevado los Presupuestos Generales del Estado al Congreso de los Diputados “en tiempo y forma”, igual que el año pasado y a diferencia de “los últimos ejercicios del anterior ejecutivo”. Rodríguez añadía que esto permitiría “tener las cuentas del estado aprobadas antes de que acabe el año”.

Es ENGAÑOSO. La Constitución fija que los Presupuestos se deben presentar en el Congreso antes del 1 de octubre, pero la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, los entregó el día 13. El año pasado lo hizo el 28 de octubre. Aunque en 2021 se aprobaron antes de que acabara el año, ni entonces ni ahora el trámite ha sido “en tiempo y forma” tal y como fija la Constitución. 

Con los anteriores gobiernos del PP, las cuentas entraron en la Cámara Baja dentro del plazo marcado en la Constitución en los cuatro años de mayoría absoluta popular (del 2012 al 2015), aunque es cierto que lo hicieron con retraso en los dos últimos presupuestos que aprobó el PP: los de 2018 y los de 2017, que se presentaron en abril del mismo año en que deberían haber entrado en vigor en enero. En septiembre de 2016, cuando tenía que presentar los presupuestos de 2017, el Gobierno de Rajoy estaba en funciones.

“El Gobierno ha hecho un esfuerzo muy importante por traer a la cámara en tiempo y forma unos presupuestos. No venía siendo habitual en los últimos ejercicios del anterior ejecutivo. Este gobierno lo hizo el pasado año, lo hemos vuelto a hacer ahora”

Isabel Rodríguez, ministra de Política Territorial

Antes del 1 de octubre

El artículo 134.3 de la Constitución establece que el Gobierno debe “presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior”. Esto es antes del 1 de octubre, ya que los Presupuestos tienen “carácter anual” (como regula el artículo 134.2 de la Constitución) y expiran el 31 de diciembre, tal y como confirman desde el gabinete de prensa del Congreso.

Sin embargo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, llevó los Presupuestos de 2022 al Congreso el 13 de octubre, unos días más tarde del plazo que fija la Constitución. El año pasado, el Ejecutivo de coalición tampoco cumplió el límite y registró los PGE en el Congreso el 28 de octubre.

Como se regula en el artículo 36.5 de Ley General Presupuestaria y en el artículo 5 de la Ley del Gobierno, el Proyecto de Presupuestos debe ser primero aprobado en el Consejo de Ministros a instancias del Ministerio de Hacienda. Este año las cuentas públicas tuvieron luz verde en un Consejo de Ministros extraordinario celebrado el jueves 7 de octubre y el año pasado, el martes 27 de octubre.

Tras la publicación de esta verificación, el departamento de prensa del Ministerio explicó a Verificat que las declaraciones de la ministra eran una "valoración política" y reiteró que el Gobierno tiene previsto empezar el 2022 con los presupuestos aprobados.

Las de 2021, las primeras cuentas

Los Presupuestos de 2021 fueron los primeros aprobados desde que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa. Aquellas cuentas, presentadas en el Congreso a finales de octubre del año anterior, fueron aprobadas en la Cámara Baja el 3 de diciembre y definitivamente en el Senado el 22. Se publicaron en el Boletín Oficial del Estado el 31 de diciembre y entraron en vigor el 1 de enero, algo que no pasaba desde 2016.

Después de la moción de censura a Mariano Rajoy en junio de 2018, las primeras cuentas que elaboró el PSOE fueron los PGE de 2019. El ejecutivo las presentó al Congreso el 14 de enero de 2019 (fuera de plazo que marca la Constitución), pero no superaron el trámite de enmiendas a la totalidad y fueron devueltos al Gobierno. Esto llevó a Pedro Sánchez a adelantar las elecciones a abril de 2019. En aquel caso, la Cámara aprobó las enmiendas de devolución presentadas por el PP, Ciudadanos, Esquerra Republicana, el PDeCAT, Coalición Canaria y Foro Asturias.

En octubre de 2019, cuando se hubieran tenido que presentar los Presupuestos para 2020, el Gobierno estaba en funciones a las puertas de la campaña electoral de los comicios del 10 de noviembre y no pudo presentar unos nuevos presupuestos. El artículo 21 de la Ley del Gobierno fija que un ejecutivo en funciones no puede “aprobar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado”.

Así pues, en 2020 las cuentas también se prorrogaron y el gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos gobernó en 2020 con los presupuestos elaborados por Cristóbal Montoro en 2018.

Dos años de gobiernos del PP con las cuentas aprobadas tarde

En sus declaraciones a TVE Catalunya, la ministra Isabel Rodríguez también aseguró que “en los últimos ejercicios del anterior ejecutivo” no era habitual que los PGE se registraran en el Congreso “en tiempo y forma”. Su afirmación es correcta, teniendo en cuenta que Rodríguez especifica que los retrasos se produjeron en los últimos años del Gobierno de Mariano Rajoy, que se inició tras su investidura el 29 de octubre de 2016. El PP logró aprobar dos presupuestos y ambos se presentaron en el Congreso más allá del 30 de septiembre.

En el primer caso, los PGE de 2017 entraron en el Congreso el 4 de abril de 2017 y, por lo tanto, el año empezó con las cuentas del año anterior prorrogadas (así lo prevé el artículo 134.4 de la Constitución). En octubre de 2016, cuando se deberían haber registrado, el Gobierno estaba en funciones desde diciembre de 2015 y no podía aprobar un Proyecto de Presupuestos.

El año siguiente, las cuentas también entraron tarde a la Cámara Baja: el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, los entregó el 3 de abril de 2018.

Presupuestos dentro del plazo con la mayoría absoluta del PP

Durante el primer mandato de Mariano Rajoy, cuando el PP gobernó con mayoría absoluta tras las elecciones generales de noviembre de 2011, el PP presentó los presupuestos siempre dentro del plazo que fija la Constitución y el Congreso los aprobó antes del 1 de enero del año en cuestión.

En 2012, para los PGE de 2013, Cristóbal Montoro entregó el proyecto de Presupuestos al Congreso el 29 de septiembre, dos días antes del límite. Las cuentas fueron aprobadas definitivamente el 20 de diciembre. En los dos años siguientes, tanto en 2013 (los PGE de 2014) como en 2014 (los PGE de 2015), las cuentas entraron al Congreso el 30 de septiembre.

Finalmente, en 2015, el Gobierno registró las cuentas públicas para 2016 el 4 de agosto, una tramitación que se hizo con mucha antelación para lograr aprobar los Presupuestos antes de la disolución del Congreso, que se produjo el 27 de octubre por la finalización de la legislatura. Con el Congreso disuelto, quedan “caducados todos los asuntos pendientes de examen y resolución por la Cámara”, cosa que impide que se puedan aprobar unos Presupuestos, como fija el artículo 207 del Reglamento del Congreso

Las cuentas para 2016 fueron aprobadas por la Cámara Baja el 16 de septiembre, el Senado introdujo modificaciones posteriormente y el Congreso las validó definitivamente el 20 de octubre, una semana antes de la disolución de las cámaras. Se publicaron en el BOE el 30 de octubre.

---

Esta verificación se actualizóel 20 de octubre para introducir la versión del Ministerio que, hasta la fecha, no había respondido a la solicitud de información por parte de Verificat.

---

Este artículo es fruto de la colaboración entre Newtral y Verificat. Podéis leerlo en Newtral aquí.

Tenemos un favor para pedirte! Un favor pequeño por una causa muy grande.

3 de cada 4 jóvenes carece de la formación crítica para navegar por Internet. 

Por eso hemos lanzado un crowdfunding para desarrollar la plataforma digital Desfake, para compartir herramientas educativas con el profesorado de educación secundaria.

La buena noticia: el Ayuntamiento de Barcelona duplicará cada aportación a nuestra campaña, que además, desgrava del IRPF. Es decir, que con una pequeña ayuda de parte tuya, puedes hacer una enorme diferencia.

Pero hay más: como recompensas, ofrecemos cursos individuales, o para AMPAS, o incluso puedes regalar 4 horas de taller en un colegio en Cataluña.

¿Te sumas?

Tienes toda la información aquí