China no ha declarado “la alerta mundial” por un brote de covid

China no ha declarado “la alerta mundial” por un brote de covid

Català | Castellano

Está circulando por redes un artículo que afirma que China “ha declarado la alerta mundial” por “el peor brote de Covid desde 2019”. Es una afirmación ENGAÑOSA. Sí, China ha tenido su peor brote desde el inicio de la pandemia, pero el país en realidad no había registrado apenas casos desde el brote de Wuhan a finales de 2019. Tampoco existen rastros de alerta mundial porque, de hecho, estos contagios no han supuesto una preocupación a nivel internacional. 

"China declara la alerta mundial por el peor brote de Covid desde 2019"

Desde que comenzara la pandemia, China apenas ha reportado brotes significativos más allá del que tuvo lugar en Wuhan, el primero registrado en todo el mundo. En esta ocasión, el brote fue detectado el 20 de julio de 2021. A fecha de 16 de agosto, los datos muestran que los casos han ido bajando por sexto día consecutivo, tal y como ha anunciado el director de la Comisión Nacional de Salud (NHC, en inglés) china, Ma Xiaowei. El virus ha terminado alcanzando esta vez a 48 ciudades de China continental, entre las que se incluyen la capital, Beijing, y Wuhan, según informó el diario oficial The Global Times.

El total de casos de este brote, no obstante, no ha superado el medio millar. Las autoridades chinas, que han culpado a la variante delta de esta rápida dispersión, sitúan el origen del brote en el personal del aeropuerto de Nanjing, que dio positivo durante un control rutinario. 

Sin apenas brotes durante la pandemia

China ha sido uno de los países que más ha contenido la dispersión del virus dentro de sus fronteras. Según los datos oficiales, obtenidos a través del portal de la OMS, se han confirmado desde el inicio de la pandemia hasta el 17 de agosto de 2021 un total de 122.433 casos, de los cuales 5.669 han acabado en defunción. 

Es decir, que en un país de 1.398 millones de personas, se ha infectado el 0,008% de la población. El porcentaje de defunciones apenas corresponde al 0,0004% de la población. Estos datos contrastan con los de Reino Unido, uno de los países que más casos y muertes ha registrado del mundo: en su caso, el porcentaje de positivos durante toda la pandemia respecto a la población total es de 9,6%, mientras que han fallecido un 0,22% de los británicos.