Cataluña no es la única comunidad autónoma donde los maquinistas de Renfe han estado en huelga

Cataluña no es la única comunidad autónoma donde los maquinistas de Renfe han estado en huelga

Tuits huelga Renfe

La huelga de maquinistas de Renfe ha dejado mensajes virales que aseguran, por ejemplo, que “solo afecta a Cataluña” o que "la huelga es porque no quieren que los maquinistas catalanes sean mandados desde Cataluña, sino desde Madrid". Estas publicaciones son engañosas. Es cierto que se han manifestado por el posible traspaso de competencias a Cataluña u otras comunidades autónomas, pero la huelga fue convocada por el sindicato de maquinistas SEMAF en toda España. 

La huelga se ha desconvocado la noche del 7 de octubre, cuando Renfe y el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF), sindicato mayoritario que obtuvo el 32% de los votos en las últimas elecciones sindicales, han llegado a un acuerdo después de cuatro días de paros por parte de los maquinistas. 

Sin embargo, hay discrepancias entre el comunicado publicado por la operadora ferroviaria y el sindicato. Renfe afirma en su comunicado que “es fundamental la incorporación al servicio de los nuevos maquinistas de Renfe” y dice que desde el final del estado de alarma ha empezado un proceso de incorporación de 924 nuevos maquinistas, que se prevé que termine en los próximos meses, un dato que ya dió en otro comunicado el 4 de octubre. Por su parte, el SEMAF además de la recuperación de trenes y personal dice que han llegado a un “compromiso de la integridad de la empresa pública y sus empleados frente a posibles trasferencias”, hecho que no menciona Renfe en su declaración. 

Los motivos que han llevado a la huelga

El SEMAF convocó la huelga por la falta de trenes y personal, pero también porque se oponen a la posible transferencia de competencias de los servicios ferroviarios a la Generalitat de Catalunya u otras comunidades autónomas. El Sindicato Ferroviario, por su parte, se sumó a las demandas del sindicato mayoritario para justificar los paros y añadió en otro comunicado que también están en contra de la privatización, que según explican, está llevando a cabo Renfe. El SF hace referencia al anuncio de la operadora ferroviaria de la licitación de la compra de 12 locomotoras para el transporte de mercancías.

Aunque la huelga ha afectado a los servicios de Renfe de toda España, Catalunya ha sido una de las comunidades con más incidencias en los primeros días de huelga, junto a Valencia y Madrid. El 1 de octubre se suspendieron el 59% de los trenes de Cercanías que tendrían que haber circulado como servicios mínimos en Cataluña, en Valencia no circularon el 69% de los trenes previstos y en Madrid, el 26%, según ha informado Renfe en su página web.

Traspaso de competencias

La Generalitat pasó a ser titular de los servicios de Cercanías en Cataluña en 2010 y un año más tarde, en 2011, asumió la competencia también de los servicios regionales. Mediante este acuerdo el gobierno de la Generalitat pasaba a encargarse de “la regulación, la planificación, la gestión, la coordinación y la inspección de este servicio, así como de su potestad tarifaria”, primero de Cercanías, en 2010, y después de los servicios regionales, en 2011.

Ahora lo que está negociando el Gobierno español es la ampliación de las competencias que tienen las comunidades autónomas en servicios ferroviarios. Desde la Moncloa, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, decía en una rueda de prensa que recogía Europa Press que ve como una “anomalía” que la Generalitat no pague directamente a Renfe por los servicios de Cercanías.

El ejecutivo catalán, por su parte, es favorable a la ampliación de competencias. El vicepresidente Jordi Puigneró ha reclamado el traspaso completo “con la infraestructura, estaciones, personal y financiación”. “Teniendo todas las herramientas podremos demostrar que hacemos bien el trabajo”, ha dicho. Sin embargo, el presidente de Renfe, Isaías Táboas, dejaba claro en declaraciones a la Cadena SER que “no había nada de traspaso de trenes ni personal”, que solo se está hablando de los recursos económicos.

Con la desconvocatoria de huelga el SEMAF asegura que han llegado a un acuerdo con la empresa para que se mantenga “la integridad de la empresa pública y sus empleados”, que según dicen en el comunicado “se ratificará mañana (9 octubre) en una reunión en el ministerio con el resto de organizaciones”. El Ministerio de Transportes y Renfe no han dicho nada de momento al respecto.

El miedo de los sindicatos

Justamente, el traspaso de personal era una de las razones por las que los maquinistas se oponían a esta negociación. “El traspaso de personal supondría una incertidumbre para los maquinistas”, según explica Diego Martín, portavoz de SEMAF, a Verificat. “No queremos dejar de pertenecer al grupo Renfe porque entendemos que las obligaciones de servicio público, como el transporte, deben ser operadas por una empresa pública” y añade que este posible traspaso a la Generalitat acabaría en un “efecto dominó”, ya que otras comunidades también empezarían a solicitarlo, como por ejemplo ya anunció el presidente de la Comunidad Valenciana en el debate de política general (página 7 intervenciones presidente). 

Frente a las reticencias de los sindicatos, el Gobierno catalán dió un mensaje tranquilizador. El secretario general de Vicepresidencia, Políticas Digitales y Territorio, Ricard Font, dijo en SER Cataluña que el posible traspaso “es para asumir a todo el personal dentro de la empresa de Ferrocarrils o dentro de la Generalitat” y que estos conserven “todos sus derechos laborales”, tanto desde el punto de vista económico, como de la movilidad funcional y geográfica. Font negó la posibilidad de que se privatice la gestión laboral.

Cifras contradictorias sobre el número de maquinistas

Otro de los motivos por los que los maquinistas han hecho huelga es lo que consideran falta de personal. En relación a esto el SEMAF también ha publicado una fotografía en Twitter donde se ve un comunicado de Renfe en el cual la compañía niega la existencia de motivos para la huelga. En el montaje fotográfico que hace el sindicato tachan las cifras que da Renfe respecto a los maquinistas y añaden otras en la parte derecha.

Según los datos que ha facilitado Renfe a Verificat, previsiblemente la compañía cerrará este año con 5.720 maquinistas, la cifra más alta de los últimos cinco años. Desde el departamento de prensa de la operadora ferroviaria explican que la plantilla de la empresa se regula a través del Plan de Ocupación, un mecanismo que ordena las altas y bajas de los trabajadores.

INCRUSTAR: https://public.flourish.studio/visualisation/7457023/ 

Sin embargo, según los mismos datos de la compañía el número de bajas registradas ha sido mayor que el número de altas en 2016, 2017, 2018 y 2020. Solo en 2019 el número de nuevas contrataciones superó las bajas, pero según los cálculos de la empresa se prevé que este 2021 también lo supere, con 924 incorporaciones en el sector de la conducción. Aunque para este año Renfe tiene la obligación de cumplir con la tasa de reposición de los empleados públicos del 110% que estableció el gobierno en los últimos Presupuestos Generales del Estado para 2021 (ley 11/2020), según la cual si salen 100 trabajadores de la empresa, tienen que entrar 110, a través de las Ofertas Públicas de Ocupación. 

Resumen: Los mensajes que se comparten en redes sociales que dicen que la huelga de Renfe es solo en Cataluña y por el traspaso de competencias son engañosos. La huelga convocada por dos sindicatos (SEMAF y SF) es estatal, si bien una de las comunidades donde más se han incumplido los servicios mínimos en los primeros días es Cataluña. Entre las razones por las que los maquinistas se manifiestan está la posible transferencia de competencias a la Generalitat, ampliando así el traspaso que ya se produjo en 2010 con Cercanías y en 2011 con los servicios regionales. También reivindican más personal y trenes.

Fuentes:

Este artículo es fruto de la colaboración entre Verificat y Newtral. Podéis leerlo en Newtral aquí.