Tres herramientas básicas para detectar estrategias de desinformación en Twitter

Tres herramientas básicas para detectar estrategias de desinformación en Twitter

Twitter es la red social por excelencia para informarse. Los periodistas, los políticos, las celebridades y los usuarios se reúnen allí para debatir temas de actualidad que, si generan el ruido suficiente, saltan a los medios de comunicación tradicionales. Es por ello que cada vez son más frecuentes las campañas propagandísticas orquestadas por perfiles falsos con el objetivo de generar corrientes de opinión que parezcan espontáneas para impactar en la opinión pública. De hecho, en el marketing digital esta práctica se conoce como astroturfing.

Los perfiles falsos en las redes sociales, así como los contenidos y las interacciones automatizadas, representan un negocio muy lucrativo en el mercado de la influencia digital, a pesar de estar estrictamente prohibidos por las normas de uso de Twitter. Ya te hemos explicado cómo reconocer un perfil falso en esta red social, pero en este artículo vamos a explicarte cómo actúan estos perfiles y qué herramientas existen para detectarlos.

Lo primero es identificar si una cuenta de Twitter es un bot. Los bots son dispositivos diseñados para automatizar ciertas tareas y suelen programarse para emitir muchos mensajes en poco tiempo para hacer ruido y crear corrientes de opinión.

Botometer es una herramienta que permite comprobar si un perfil de Twitter está automatizado. La herramienta otorga a la cuenta una puntuación: las puntuaciones bajas indican probables cuentas humanas mientras que las altas señalan probables bots. Para calcular la puntuación, Botometer analiza centenares de características de la cuenta como, por ejemplo, los mensajes, los seguidores, la estructura de la red social, los patrones de actividad temporal, el lenguaje y el sentimiento.

Uno de los aspectos que nos debe hacer sospechar cuando identificamos una posible cuenta falsa es la fecha de creación del perfil. Los bots acostumbran a operar en cuentas relativamente nuevas. A través de la herramienta Twopcharts.com podemos saber el día y la hora exactas en la que fue abierto un perfil. Si dudamos de alguna cuenta y vemos que no hace más de una año que está en Twitter, debemos ser cautelosos.

Finalmente, otro de los aspectos característicos de la desinformación digital es la alta interacción entre las cuentas falsas. Los bots interactúan entre sí para dar la apariencia de corriente de opinión espontánea. La herramienta Twitonomy te ayudará a analizar la interacción entre cuentas de Twitter. Si estás frente a un caso de astroturfing verás que la mayoría de interacciones de estas cuentas son entre ellas mismas.

logo escola

Diseñamos productos pedagógicos adaptados a diferentes públicos.

¿Quieres saber más? Escríbenos a [email protected]