¿Dónde van los ex altos cargos del gobierno español cuando dejan la administración?

¿Dónde van los ex altos cargos del gobierno español cuando dejan la administración?

Sede de la Oficina de Conflictos de Intereses en Madrid.

La polémica sobre la autorización de compatibilidad pedida por el exministro José Luis Ábalos para trabajar como tertuliano en Mediaset ha puesto de relieve la divergencia de opiniones que siempre planea cuando se trata de abordar la cuestión de las puertas giratorias. Pero el dosier de Ábalos es sólo uno de los últimos casos de ex altos cargos del gobierno de España que solicitan el visto bueno de la Oficina de Conflictos de Intereses (OCI), que depende del Ministerio de Hacienda, para trabajar en la empresa privada.

La ley 3/2015 que regula el ejercicio del alto cargo establece, entre otras cosas, que quienes hayan ocupado estos puestos de responsabilidad no podrán prestar servicios a entidades privadas que hayan sido afectadas por decisiones en las que ellos o ellas hayan participado durante los dos años siguientes a la fecha de su cese.

La OCI resolvió un total de 353 solicitudes de 195 ex altos cargos, como los exministros Dolores de Cospedal, Cristóbal Montoro y Ana Mato o Sixte Cambra, el expresidente del Port de Barcelona, entre el 30 de marzo de 2015, cuando entró en vigor la citada ley 3/2015, y el 15 de junio de 2021, pocos meses antes que el caso de Ábalos llegara a esta oficina. De estas 353 peticiones, 345, es decir, el 97,7%, fueron autorizadas y 8, denegadas. Unas cifras poco elevadas, ya que la mayoría de altos cargos cambian de posición, pero no suelen abandonar la función pública.

Este artículo se publicó originàriamente en El Periódico. Para leerlo íntegramente, hay que acceder a través de este enlace.  

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona