Sí, las líneas celulares duran eternamente

Sí, las líneas celulares duran eternamente

Está circulando un documento en Internet titulado La voz de las mujeres en defensa del bebé por nacer y en oposición a las vacunas contaminadas con el aborto, apoyado supuestamente por 86 mujeres de 25 países, que asegura que “las líneas de células fetales simplemente no duran indefinidamente” y que, en consecuencia, “los fabricantes de vacunas tienen un fuerte incentivo para encontrar nuevas líneas de tejidos fetales que coincidan con las antiguas”. Es FALSO. Las líneas celulares no son mortales. 

“Las líneas de células fetales simplemente no duran indefinidamente, y los fabricantes de vacunas tienen un fuerte incentivo para encontrar nuevas líneas de tejidos fetales que coincidan con las antiguas”

Las líneas celulares son unas células de laboratorio que se utilizan como herramientas de investigación en biomedicina y tienen la capacidad de durar eternamente o, al menos, hasta que los propios científicos deciden prescindir de ellas. La mayoría de estos cultivos proceden de células animales y, en el caso de las células humanas, normalmente son de tipo canceroso o tumoral. Sin embargo, algunas también se han creado a partir de tejido embrionario. Sea del modo que fuere, tanto unas como otras tienen la capacidad de replicarse infinitamente bajo condiciones nutritivas y ambientales adecuadas. Es el caso de la línea celular PER.C6, utilizada por Johnson & Johnson, inmortalizada en 1995 y utilizada en el desarrollo de la vacuna de Janssen; o el de la HEK 293, utilizada para en la fabricación de la vacuna de AstraZeneca

“Las líneas celulares vienen de bancos o repositorios donde se guardan o se donan, y los científicos las adquirimos”, señala a Verificat Gloria Pascual, investigadora asociada del laboratorio de Células Madre y Cáncer del Instituto para la Investigación en Biomedicina (IRB, por sus siglas en inglés) de Barcelona. “Hay una serie de líneas establecidas que son las que se vienen utilizando constantemente en la investigación. Es lo que pasa con esta línea embrionaria de riñón, que se ha usado durante décadas. No es que se estén generando nuevas líneas para hacer ensayos de la vacuna”, concluye. 

Líneas celulares tumorales

Además de para producir vacunas, las líneas celulares también sirven para diseñar nuevos fármacos, aunque luego no se empleen dichos cultivos en la producción. Es lo que pasó con las vacunas contra la covid-19: muchas farmacéuticas las usaron para su diseño en el laboratorio, pero solo dos, AstraZeneca y Janssen, las incorporaron también en la producción. Las utilizan porque son ‘fábricas’ de virus muy eficientes, lo que hace posible la producción de estos fármacos a gran escala. 

La cuestión es que las líneas celulares con las que se fabrican estas vacunas son, como apunta Pascual, de origen embrionario, razón por la cual las firmantes hablan de “tejidos fetales”. En este artículo ya desgranamos los orígenes de estas líneas celulares y cómo gracias al tejido embrionario de riñón se creó una de las líneas celulares más utilizadas en investigación del planeta: la HEK293.

Sin embargo, las líneas celulares de origen embrionario no son tan numerosas como las tumorales, por ejemplo. Basta con echar un vistazo a uno de los bancos de líneas celulares más grandes del planeta, el American Type Culture Collection (ATCC, por sus siglas en inglés), el cual solo contiene una línea celular de origen embrionario de casi 4000 cultivos diferentes que ofrece.