¿Qué sabemos del brote de poliomielitis en África y de la vacuna de Bill Gates?

¿Qué sabemos del brote de poliomielitis en África y de la vacuna de Bill Gates?

Desde el pasado mes de septiembre circula por las redes un artículo sobre un brote de poliomielitis en Sudán provocado, presuntamente, por la vacuna financiada por el empresario y filántropo Bill Gates. Es ENGAÑOSO.

  • La aparición repentina de esta enfermedad no se debe a un problema del medicamento, sino al hecho que la población afectada no estaba inmunizada contra el tipo de virus que provocó el brote
  • La vacuna recibe financiación de la fundación creada por Bill Gates, pero no es la única persona que contribuye a ella
  • El brote no ha provocado decenas de muertes en el continente africano

“La ONU reconoce que una vacuna de Bill Gates está provocando un brote de poliomielitis en África”

La poliomielitis es una enfermedad vírica muy contagiosa que ataca el sistema nervioso. Existen tres cepas llamadas tipo 1, tipo 2 y tipo 3, y los más susceptibles de padecerlas son los niños y niñas de menos de cinco años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el 1 de septiembre de 2020 un informe explicando que se había detectado en Sudán la circulación de un “poliovirus de tipo 2 de origen vacunal”. Es decir, una variante del virus que se origina a raíz de la vacuna antipoliomielítica oral (OPV), el medicamento que se administra a las poblaciones en riesgo para luchar contra esta enfermedad.

El comunicado señala que el Ministerio de Salud sudanés había notificado dos casos de Parálisis Flácida Aguda (AFP) en dos menores. Esta parálisis, que hace que la musculatura se vuelva laxa provocando una debilidad extrema, es el síntoma más común de la poliomielitis. Los dos menores habían recibido la última dosis de la vacuna contra la poliomielitis de tipo 1 y 3 en 2019, de acuerdo con la OMS.

La inmunóloga y redactora científica en el ISGlobal, Adelaida Sarukhan, cuenta a Verificat que “la protección contra un tipo [de poliomielitis] no protege la inmunidad contra otro tipo”. Como consecuencia, los niños diagnosticados en Sudán “estaban protegidos contra el [virus de] tipo 1 y de tipo 3, pero no contra el de tipo 2”. De hecho, no haber recibido la vacuna contra la poliomielitis de tipo 2 explica por qué los niños se contagiaron de esta variante.

La vacuna OPV para cualquiera de las cepas contiene un virus vacunal atenuado -es decir, la virulencia del virus ha sido reducida, pero este sigue vivo-, que activa una respuesta inmunitaria en el cuerpo. “La vacuna oral tiene muchas ventajas en cuanto a que es muy fácil de administrar y, al ser por vía intestinal, induce una respuesta inmune muy fuerte que protege durante mucho tiempo”, señala Sarukhan. “Como se excreta, puede hacer que otros niños, de forma indirecta, se inmunicen”.

Sin embargo, tal y como explica la OMS, “en casos raros, cuando la población está notablemente subinmunizada, el virus vacunal excretado puede seguir circulando durante un periodo más prolongado, y cuanto más tiempo sobreviva más cambios genéticos puede sufrir”. “En casos aún más raros, los virus vacunales pueden sufrir cambios genéticos que les confieren la capacidad de producir parálisis, creándose así los denominados poliovirus circulantes de origen vacunal”, añade.

La organización internacional subraya que “hace falta mucho tiempo para que aparezca un poliovirus”. La cepa tiene que haber circulado durante 12 meses en una población subinmunizada. “Por consiguiente el problema no está en la vacuna en sí misma, sino en una baja cobertura vacunal. Si la población está plenamente inmunizada, estará protegida frente a los poliovirus tanto salvajes como de origen vacunal”. Para contrarrestar este brote, la OMS recomiendo seguir inmunizando a la población local.

La financiación de la vacuna 

La vacuna OPV está impulsada por la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, una alianza público privada dirigida por gobiernos nacionales que cuenta con la ayuda de la OMS, la Asociación Rotaria Internacional, los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, UNICEF, la Fundación Bill y Melinda Gates, y la Alianza Gavi para las vacunas. Por tanto, es cierto que Bill Gates está detrás de la vacuna contra la poliomielitis, tal y como dice el artículo, pero no es la única persona o entidad y no tienen nada que ver con el brote.

La vacuna de la polio “está matando a decenas de jóvenes inocentes que viven en países pobres”

Por otro lado, el texto asegura que la campaña de erradicación de la enfermedad de la OMS “está matando a decenas de jóvenes inocentes que viven en países pobres”. De acuerdo con la OMS, es FALSO. En su informe, el organismo detalla que las primeras investigaciones determinaron que el poliovirus de Sudán está relacionado con un poliovirus detectado en octubre de 2019 en Chad y Camerún, del que ya se habían notificado otros once casos. En ningún momento hace referencia a defunciones a causa del brote.

El texto también asegura que organismos mundiales “han reintroducido ‘accidentalmente’ la enfermedad en Pakistán, Afganistán y también Irán”. Es FALSO. La poliomielitis no ha sido nunca erradicada de estos países. De hecho, es endémica en Pakistán y AfganistánÁfrica fue declarada libre de poliomielitis el 25 de agosto de 2020.