¿Qué sabemos de la relación entre cepillarse los dientes y reducir las posibilidades de sufrir una forma grave de covid-19?

¿Qué sabemos de la relación entre cepillarse los dientes y reducir las posibilidades de sufrir una forma grave de covid-19?

Nos habéis hecho llegar un artículo de Infobae que plantea la posibilidad de que la mala salud bucodental contribuya a un cuadro agudo de covid-19. De momento, esta es una información NO VERIFICABLE porque está basada en una hipótesis formulada en abril por un grupo de científicos de la Universidad de Birmingham en la revista Genesis Publications. Es cierto que se está estudiando si la periodontitis puede favorecer el desarrollo de una forma más severa de covid-19. La periodontitis puede ser consecuencia de una mala higiene bucal, pero aparece cuando una inflamación o infección de las encías (gingivitis) no es tratada, y pasa a los ligamentos y los huesos donde se enraízan los dientes. 

"Cepillarse los dientes podría reducir el riesgo de padecer covid-19 grave"

La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) también apuntó en abril que tiene la hipótesis de que “la periodontitis agrava la condición sistémica de los pacientes covid-19 y eleva el riesgo de complicaciones”, aunque basó su tesis en “estudios observacionales” que “no permiten extraer conclusiones definitivas”. De confirmarse, la periodontitis debería considerarse como un factor de riesgo asociado a un covid-19 grave, señalan los expertos británicos, tal y como se ha hecho con la diabetes, enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias, entre otras. 

El surco gingival

El SARS-CoV-2 se contagia aspirando gotas respiratorias de una persona infectada o cuando una persona se toca boca, nariz u ojos después de haber estado en contacto con una superficie contaminada. De ahí que las autoridades sanitarias insistan en el uso de mascarillas, mantener la distancia social y lavarse las manos con frecuencia. La teoría de los científicos de Birmingham apunta a que el surco gingival -un espacio profundo formado por la parte interna de la encía y la superficie del diente- podría permitir la entrada de partículas de virus y bacterias. Así, el SARS-CoV-2 se introduciría en los capilares de las encías y alcanzaría los pulmones a través del riego sanguíneo. 

“Aunque hasta cierto punto el paso del virus a través de las membranas mucosas de las fosas nasales y la boca puede producirse en individuos sanos, la presencia de una mala salud bucodental podría actuar como un factor de riesgo para identificar a los individuos más propensos a desarrollar la enfermedad pulmonar covid-19, o a aquellos que podrían progresar a una enfermedad grave que llevaría al ingreso en cuidados intensivos, a la ventilación mecánica o a la muerte”, destacan los científicos. 

La periodontitis juega un papel importante en el empeoramiento de algunas enfermedades. En el caso de la diabetes, contribuye a que el nivel de glucosa en la sangre se descontrole y, en los casos de periodontitis avanzada, aumenta tres veces el riesgo de mortalidad cardiorenal en comparación con los diabéticos sin periodontitis. La periodontitis también favorece un mayor riesgo de sufrir un infarto y multiplica las posibilidades de padecer una neumonía, una bronquitis o el agravamiento de un EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Más estudios

Los investigadores piden más estudios porque todavía “no se sabe si el virus puede ser transportado” a través del torrente sanguíneo desde las encías. “Se podría corroborar aún más la teoría cotejando la carga viral yugular con la carga viral salival, la gravedad de la periodontitis y el uso de enjuagues bucales específicos u otras medidas de higiene oral”, señalan. A la espera de resultados, recomiendan higiene bucal diaria y medidas para controlar el avance de la placa.