La inmigración no degrada el catalán, los salarios o la vivienda ni aumenta los índices de delincuencia, como afirma Sílvia Orriols

La inmigración no degrada el catalán, los salarios o la vivienda ni aumenta los índices de delincuencia, como afirma Sílvia Orriols

Català | Castellano

¿Qué se ha dicho?

La inmigración “masiva y continua” contribuye al desuso del catalán, al aumento los índices de delincuencia, a la devaluación de los salarios y a la caída de los precios de las viviendas ubicadas en barrios donde hay una mayor tasa de inmigración

¿Qué sabemos?

Las personas de nacionalidad extranjera que dominan el catalán han aumentado un 70% entre el 2008 y el 2018, la tasa de criminalidad se ha mantenido bastante estable desde el 2000 a pesar del aumento de la población extranjera en Cataluña. Los salarios han aumentado un 29,4% entre 2004 y 2018 y el precio del alquiler en los seis barrios de Barcelona donde más ha crecido la tasa de inmigración también ha aumentado, pero en la mayoría de casos por debajo de la media de la ciudad.

Se ha hecho viral un tuit de la consejera del Ayuntamiento de Ripoll Sílvia Orriols que afirma que la “inmigración masiva y continúa, mata nuestra lengua, aumenta los índice de delincuencia” y “devalúa los salarios al mismo tiempo que hunde el precio de las viviendas ubicadas en zonas convertidas en guetos”. Los datos no avalan estas afirmaciones.

"La inmigración masiva y continua, mata nuestra lengua”

Es verdad que entre 2003 y 2008 bajó el número de hablantes exclusivos de lengua catalana un 10,4% coincidiendo con la llegada de 700.000 personas extranjeras. La dirección general de política lingüística apuntó que “la llegada masiva de inmigración” podía hacer que el uso exclusivo del catalán se viera deteriorado. Pero esta no es la única razón que explica esta bajada; también es a causa de que los jóvenes tienden a tener usos más híbridos de las lenguas y del afloramiento del uso del inglés en entornos de trabajo, según apunta la dirección general. 

Sin embargo, la misma dirección general de política lingüística precisó que “si se tiene cuenta los cambios sumando el uso habitual del catalán y bilingüe, los cambios son mucho más matizados” y que “en ningún caso no hay abandono de la lengua catalana”. Entre el 2013 y el 2018 el número de hablantes habituales del catalán aumentó porque había más personas que hacían uso de la combinación catalán-castellano.

La evolución de la encuesta demuestra que “las personas que saben catalán han aumentado y los porcentajes de conocimiento se acercan progresivamente a los de hace quince años, antes de la gran oleada migratoria (2003-2008)”, según los resultados de la última encuesta de 2018. También entre 2008 y 2018 hay un aumento de personas extranjeras que dominan el catalán hablado, escrito y leído.

El 76% de los extranjeros el 2018 entendía el catalán y las personas que lo hablan, lo escriben y lo leen ha aumentado un 70% entre 2008 y 2018. Son datos de la Encuesta de usos lingüísticos de población que realiza la dirección general de política lingüística de la Generalitat cada cinco años.

"La immigració massiva i contínua augmenta els índexs de delinqüència"

Com ja hem explicat, no es pot afirmar que hi hagi una relació causal entre els índex de delinqüència i els de població estrangera. La taxa de criminalitat i l’arribada de població estrangera no han crescut al mateix ritme en els darrers anys a Catalunya: la taxa de criminalitat s’ha mantingut bastant estable malgrat l’augment d’immigració. De fet, el 2003 un estudi de l’Institut de Seguretat Pública de Catalunya ja afirmava que la clàssica afirmació segons la qual els immigrants incrementen la delinqüència “no té cap base científica”. 

Altres estudis apunten en la mateixa direcció. La professora de dret penal de la Universitat de Màlaga, Elisa García, assenyala en un article publicat el 2014 que la nacionalitat per si mateixa no explica la motivació delictiva. La delinqüència en el cas dels immigrants està més relacionada amb els contextos de marginació, ja que aquests es troben en major proporció en aquests casos que les persones de nacionalitat espanyola.

"La inmigración masiva y continua devalúa los salarios al mismo tiempo que hunde el precio de las viviendas ubicadas en zonas convertidas en guetos"

Es falso que la llegada de inmigrantes haya devaluado los salarios en Cataluña. El salario bruto anual medio en Cataluña ha aumentado entre el 2004 y el 2018 un 31,5%, pasando de los 19.750,11 a 25.968,20 euros el año. Pero, a pesar de que los sueldos hayan aumentado en los últimos años, no lo han hecho de la misma forma para todo el mundo y hay diferencias en función de la nacionalidad: el salario bruto anual medio de un español ha aumentado un 34,2%, mientras que el salario bruto anual medio de un extranjero ha crecido un 20,6%.

Este gráfico muestra la evolución del salario medio en Cataluña y la llegada de extranjeros e indica que los años que han llegado más extranjeros respecto al año anterior, en 2005 y en 2008, no ha habido una devaluación del salario medio. De hecho, la llegada de inmigrantes está más relacionada con los ciclos económicos que con el aumento de los salarios: los años de crisis llegan menos extranjeros que los años de bonanza económica. 

En cuanto a la vivienda, a nivel catalán no hay cifras del precio del alquiler desglosadas por barrios en todos los municipios y, por lo tanto, no se puede hacer un análisis tan profundo. Sin embargo, en Barcelona, donde el departamento de Vivienda de la Generalitat desglosa con datos del Incasol el precio medio de los alquileres por barrios, este ha aumentado desde el 2014 en los barrios donde hay una mayor tasa de inmigración: el barri Gótic, el Raval, la Barceloneta y Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera. Por lo tanto, esta afirmación de la consejera de Ripoll tampoco se cumple.

Esto se explica, en parte, por los procesos de gentrificación que han sufrido estos barrios, según explica un artículo publicado en la revista Estudios Geográficos. El mismo estudio define la gentrificación como el proceso a través del cual se refuerzan “las áreas del centro de la ciudad como espacios exclusivos, dificultando el acceso a la vivienda y contribuyendo al desplazamiento de los antiguos residentes”. Aun así, el precio medio del alquiler en estos barrios en 2021 seguía estando por debajo de la media del alquiler en Barcelona (918,84 euros), excepto el barri Gótic (947,07 euros). Por lo tanto, el precio por debajo de la media, entre otros factores, puede seguir explicando las altas tasas de inmigración en estos barrios.

De todos modos, el precio medio del alquiler en Barcelona ha aumentado un 34,8% entre 2013 y 2021, según los datos de Vivienda. Pero, en los seis barrios donde más ha aumentado la población extranjera, el alquiler ha aumentado por debajo de la media de la ciudad, excepto en un caso. 

El barri Gótic (aumento tasa migración 53,9%), Horta (53,7%), Porta (58,4%), Torre Baró (86,5%) y Can Peguera (86,5%) son los barrios donde más ha aumentado la tasa de inmigración, según el padrón municipal, pero el precio del alquiler ha aumentado menos del 34,8%. Mientras que Baró de Viver es el barrio donde más ha crecido la población extranjera y el precio del alquiler ha subido por encima de la media de la ciudad.

Somos un equipo de jóvenes periodistas que trabajamos de manera independiente para combatir la desinformación. Contrastamos con hechos y datos lo que dicen los políticos y las falsedades que circulan en las redes sociales.

Te necesitamos. Con tu aportación contribuirás a un debate político más saludable y ayudarás a impulsar proyectos educativos para enseñar a la ciudadanía a navegar el caos informativo y defenderse de la desinformación.

Puedes colaborar con una aportación tan simbólica como un euro y no te ocupará más de 45 segundos (los hemos contado). Si puedes, por favor, marca tu aportación como mensual y así podremos continuar haciendo nuestro trabajo de manera rigurosa e independiente. Muchas gracias.

Dona